Últimos Artículos

Recuerda toda la temporada 2020 de la NFL

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on lunes, 15 de febrero de 2021 | 17:00

Tori Richman/Tampa Bay Buccaneers
Hace una semana se cerró la temporada 2020 de la NFL cuando los Tampa Bay Buccaneers levantaron el Trofeo Lombardi como campeones del Super Bowl LV. Los Bucs eran el primer equipo de la historia en jugar la final en su estadio, el Raymond James Stadium, y consiguieron vencer el título pese a no ser favoritos: enfrente estaban los Kansas City Chiefs de la estrella Patrick Mahomes y defensores del campeonato. El veterano Tom Brady con 43 años sumó su séptimo anillo a la colección superando a todas las franquicias de la liga, es el mejor jugador de la historia del fútbol americano y prometió regresar el siguiente año a por más. Después de la resaca por el emocionante evento comienza una odisea de medio año sin football hasta el inicio de la próxima temporada. La temporada 2020 ya está en los libros como la 101º de la liga, marcada por el protocolo COVID-19 y el estreno del nuevo formato de playoffs con 14 equipos. Aquí tienes un recordatorio de toda la temporada 2020 de la NFL.

2020 NFL DRAFT
El coronavirus hizo su impacto desde temprano y canceló el evento de Nevada, en su lugar se celebró el draft de forma virtual con el comisionado Roger Goodell, los jóvenes prospectos colegiales y el personal de los equipos retransmitiendo desde su casa. Pese a las restricciones, la liga volvió a mostrar ser líder organizando un evento digital que fue sobresaliente e incluso dejó imágenes graciosas como al perro de Bill Belichick sentado al ordenador. Joe Burrow, campeón con LSU, fue la primera selección global para los Cincinnati Bengals, tras él le siguieron 254 jugadores seleccionados que acabaron con Tae Crowder con el pick número 255 conocido como Mr. Irrelevant. Recuerda la primera noche del draft en el siguiente enlace:


PRETEMPORADA
El coronavirus también canceló muchas actividades deportivas antes de iniciar la temporada, tanto entrenamientos como las cuatro semanas de pretemporada. Esta situación provocó que los nuevos jugadores tuvieran una adaptación más difícil y que muchas franquicias no estuvieran preparadas para el inicio de la liga. Para suplir la ausencia de los partidos de pretemporada publiqué varios reportajes como previa de la temporada, incluidas previas temáticas dirigidas a cuatro equipos: Dallas Cowboys, Tampa Bay Buccaneers, Arizona Cardinals y Cincinnati Bengals. Puedes volver a leer cada previa con los siguientes enlaces:


TEMPORADA REGULAR
Fue una temporada regular atípica con partidos aplazados y jugadores ausentes de forma inesperada por el protocolo COVID-19, y lo que es peor, sin público en los estadios, una condición especialmente difícil para el estreno de los nuevos estadios: el SoFi Stadium para las dos franquicias de Los Ángeles y el Allegiant Stadium de los Raiders en su recolocazión a Las Vegas. Revisando toda la temporada el impacto del coronavirus fue mínimo como resultado del trabajo de la liga, las organizaciones y los jugadores, y no hizo falta una burbuja para aislarles. Muchos jugadores decidieron saltarse esta temporada (opt-out) de forma voluntaria paa cuidar de sus familias o por ser personas de riesgo, en total 66 jugadores -forman más de un roster- de los cuales los New England Patriots fueron los más perjudicados con 8 jugadores y muchos de ellos piezas clave del equipo. Aunque fue una gran temporada con muchas historias bonitas, también hubo malas noticias como el aumento de las lesiones como consecuencia de la falta de preparación física por las restricciones del coronavirus. Entre los equipos con más lesionados estuvieron los Seattle Seahawks y los San Francisco 49ers con hasta 29 jugadores lesionados, en el caso de los Niners eran grandes favoritos para repetir presencia en el Super Bowl y tras la plaga de lesiones que dio de baja a muchos de sus jugadores clave incluso se quedaron fuera de playoffs. Puedes recordar todo el calendario con nuestras notas semana a semana:


POSTEMPORADA/PLAYOFFS
La temporada también formará parte de la historia como la primera postemporada con el nuevo formato de 14 equipos. El coronavirus también canceló los partidos internacionales, el 2021 Pro Bowl e incluso afectó a la décima gala anual de los NFL Honors. El nuevo formato nos regaló un súper fin de semana en la Ronda de Comodines con seis partidos y el cuadro de playoffs se desarrolló sin problemas. 

Del lado de la AFC, los Kansas City Chiefs volvieron a salir campeones con un dominio indiscutible aunque los Buffalo Bills siguen mejorando para llegar al Super Bowl. Los Cleveland Browns fueron la sorpresa con su entrada a playoffs, e incluso vencieron a su acérrimo rival divisional, dando esperanza al futuro mientras que los Baltimore Ravens volvieron a quedarse cortos, al igual que los Tennessee Titans de Derrick Henry.

Del lado de la NFC los emparejamientos estuvieron más abiertos e igualados. Una de las grandes historias de la temporada fue la recuperación de Alex Smith, pasó de luchar por su vida a entrar en playoffs con el Washington (un equipo lleno de problemas desde el inicio de la temporada que cambió su polémico nombre de Redskins a Football Team) aunque se perdió el partido, en su lugar jugó un desconocido Taylor Heinicke con un desempeño muy positivo que le valió un nuevo contrato. Los favoritos Saints y Packers cayeron en su camino hacia el Super Bowl. En el caso de Nueva Orleans fue el último partido de Drew Brees mientras que para Green Bay fue otra derrota de Aaron Rodgers en el Juego por el Campeonato pese a su temporada como MVP. El factor común fue Tom Brady, que junto con la defensiva de los Bucs, fueron los culpables de todas las derrotas y que TB (ya sea Tampa Bay o Tom Brady) alcanzasen el Super Bowl en su estadio.

En el Super Bowl LV se enfrentaban los dos últimos quarterbacks en vencer el Super Bowl, además un duelo generacional entre Tom Brady y Patrick Mahomes. El partido fue muy diferente a lo esperado y la explosiva ofensiva de los Chiefs fue limitada por una enorme exhibición de la defensiva de los los Bucs, el dominio fue a ambos lados del balón con otra sólida actuación de Tom Brady en su décima presencia en la gran final.


 

Los Buccaneers vencen a los Chiefs en el Super Bowl LV, séptimo anillo de Tom Brady

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on martes, 9 de febrero de 2021 | 0:58

Los Tampa Bay Buccaneers vencieron el Super Bowl LV por 31-9 en una dominante actuación sobre los Kansas City Chiefs, defensores del campeonato. Los Bucs se convirtieron en el primer equipo en jugar y además ganar la final de la NFL como anfitriones en su estadio, el Raymond James Stadium que contó con The Weeknd como artista del espectáculo del descanso y que se gastó 7 millones de dólares de su propio dinero para la ceremonia. Los reflectores se centraron en el séptimo anillo de Tom Brady, tiene más que todas las franquicias de la liga, pero la defensiva también fue protagonista limitando a Patrick Mahomes y su intimidante ofensiva sin touchdowns. Fue la primera Super Bowl disputada tras la erupción de la pandemia del coronavirus y contó con un enorme despliegue mediático con 120 cámaras, entre las que se incluyen dos de las famosas Sony Venice. El evento fue seguido por todo el mundo y la cotización de un anuncio de 30 segundos alcanzó los 5,5 millones de dólares. Tom Brady fue nombrado como el Jugador Más Valioso (MVP) del Super Bowl.

En la primera parte Tom Brady encontró en la zona de anotación a su leal compañero Rob Gronkowski en dos ocasiones mientras que la ofensiva de Chiefs solo consiguió dos goles de campo. Bruce Arians se arriesgó en cuarta oportunidad para gol desde la yarda 1 pero perdieron el balón por intentos, olvidaron esos puntos cuando en la última jugada del partido Brady conectó con Antonio Brown para aumentar la ventaja. Ambas defensivas fueron clave pero la unidad de los Chiefs cometió castigos que los Bucs castigaron con anotaciones. La segunda parte comenzó con un gol de campo de los Chiefs que invitaba a la esperanza de la remontada pero la defensiva no permitió más puntos consiguiendo dos intercepciones y dos paradas por intentos; la ofensiva aprovechó para asegurar la victoria con un touchdown de Fournette y un gol de campo. 

La Super Bowl LV era el primer enfrentamiento entre dos quarterbacks vencedores del MVP de la liga y del Super Bowl, además los dos últimos vencedores del Trofeo Lombardi. Un duelo generacional entre Tom Brady, el mejor jugador de la historia, y Patrick Mahomes, la nueva estrella de la liga. Se pronosticaba un partido de muchos puntos y alternativas, pero al descanso ya parecía decidido. A continuación las claves del partido.

TOM BRADY: EL MEJOR VENCEDOR
El veterano quarterback en su décima presencia en un Super Bowl consiguió su séptimo anillo superando a todas las ligas de la franquicia y su quinto premio como MVP de la final. En el último capítulo de su legendaria carrera, el mejor de todos los tiempos (Greatest Of All Time, G.O.A.T.) completó 21 de 29 pases para 201 yardas y tres touchdowns. Muchos pensaron que iba a Tampa Bay para retirarse pero le ha dado cultura vencedora a la franquicia, además reclutó a dos compañeros en los Patriots que fueron claves durante el domingo: su objetivo preferido Rob Gronkowski que regresó del retiro y el polémico Antonio Brown en su última oportunidad en la NFL. Gronk con dos y AB con otro fueron los receptores de los pases de touchdown. El receptor Chris Godwin le cedió el número 12 y Tom Brady le prometió un anillo, lo cumplió. Durante toda la semana mensajeó a sus compañeros con un simple pero directo "ganaremos" ("we will win") contagiando la mentalidad vencedora. A sus 43 años continúa hambriento y aseguró que el año que viene regresaría a por otro Lombardi.

LA DEFENSA DE BUCS FUE PROTAGONISTA
Los focos se centraron en Tom Brady, y lo merece por su enorme logro, pero el progatonista de la victoria fue Todd Bowles y su unidad defensiva. En la semana 12 fueron arrollados por los Chiefs y especialmente Tyreek Hill, sin embargo el veloz receptor no fue protagonista durante el Super Bowl. Limitaron los balones largos y presionaron a Mahomes durante todo el partido, aunque solo sumaron tres capturas, en una dominante actuación de su frente defensivo. Aseguraron la victoria cuando los Chiefs buscaban la remontada con dos paradas por intentos y dos intercepciones, la última por Devin White en la zona de anotación que dio inicio a los festejos. Los Chiefs intimidaron a la liga en los dos últimos años por su explosiva ofensiva, sin embargo los Bucs de Todd Bowles no permitieron ningún touchdown. Un meritorio trabajo que valió un anillo.

LA CLAVE DE LAS TRINCHERAS
El fútbol americano es un deporte de centímetros que se ganan en las trincheras y ahí los Bucs también dominaron con contundencia. Las líneas ofensivas fueron una de las claves del partido y volvieron a mostrar su importancia en el juego. Mientras Brady estuvo protegido para lanzar sus pases, Mahomes tuvo que correr por su vida durante todo el partido. La diferencia de presiones fue de 29 a 4, la mayor en la historia del Super Bowl. El frente defensivo de los Bucs presionó a Mahomes en el 32,7% de sus saques aprovechando la parcheada línea ofensiva de los Chiefs por las lesiones, acabó lanzando dos intercepciones.

EL CAMPEONATO SE GANA EN ENERO
El Super Bowl fue otro recordatorio de que el campeón de la NFL se decide en enero, lo hicieron los Patriots durante años en su dinastía y Brady repitió la fórmula en Tampa. Ganaron sus últimos cuatro partidos del calendario ante rivales débiles y en postemporada vencieron tres partidos como visitantes para levantar el Lombardi en su estadio. En la Ronda Divisional vencieron a los Saints, su rival divisional que le venció en los dos enfrentamientos de la temproada regular, mientras que en el Super Bowl superaron a los Chiefs consiguiendo la revancha de la derrota en la Semana 12. Los partidos que cuentan son en enero, donde se deciden los campeones, buena prueba de ellos son los Chiefs que intimidaron a la liga durante todo el año o los Steelers que fueron el único equipo invicto con récord 11-0. Los jugadores son otra demostración, Tom Brady cometió errores durante la temporada regular pero en playoffs mostró su mejor versión, la defensiva también mejoró hasta ser dominante, y jugadores como Gronk, AB o Leonard Fournette, que eran descartes o retirados del juego, han sido protagonistas durante toda la postemporada.

PATRICK MAHOMES: SOLO ANTE EL PELIGRO
Nadie discute que Mahomes es un quarterback élite y la estrella del presente y futuro de la liga, sin embargo no fue suficiente durante el domingo. Estuvo presionado todo el partido corriendo por su vida y haciendo lanzamientos imposibles (como el de la imagen), hizo todo su esfuerzo pero no alcanzó. El dato que ejemplifica su lucha es que corrió 497 yardas para lanzar el balón, estuvo solo en el gran partido de la temporada. La línea ofensiva fue incapaz de protegerle debido a las ausencias por lesiones que obligaron a iniciar a dos suplentes en los tackles, en el lado izquierdo (la importante zona ciega para los quarterback diestros) fue un desastre con Mike Remmers que se vio superado todo el partido. Incluso con todos los problemas, Mahomes fue capaz de lanzar el balón pero tampoco contó con la ayuda de sus receptores. Solo Travis Kelce mostró unas manos seguras mientras el cuerpo de receptores dejaba caer balones y el llamado de jugadas no fue favorable.

LOS CASTIGOS DE LA DEFENSIVA DE KANSAS CITY
Los problemas de la ofensiva de multiplicaron del lado defensivo. Comenzaron el partido con una buena actuación, incluso frenaron a los Bucs en cuarta oportunidad desde la yarda 1, sin embargo desde ahí fue una cuesta abajo marcada por numerosos errores. Los castigos fueron claves desde la primera parte hundiendo a los Chiefs en un agüjero del que no se pudieron recuperar, se convirtieron en el equipo con la mayor cantidad de yardas por penalización en contra de esta temporada con 8 bandeas paa 95 yardas, acabaron el partido con 11 castigos para 120 yardas. Lo peor es que varios de esos castigos dieron vida a los Bucs que castigaron los errores con anotaciones. Perdiendo 3-7 a mediados del segundo cuarto, los castigos revirtieron una interceptión de Mathieu en tercera oportunidad y más tarde anularon el gol de campo de los Bucs, en la siguiente jugada Tom Brady lanzó el segundo touchdown a Gronk. Con apenas segundos por jugar antes deld escanso, un DPI de 34 yardas puso en posición a los Bucs para el touchdown a Antonio Brown. 

LA PREMATURA DINASTÍA DE LOS CHIEFS 
Incluso antes del partidos se hablaba de la nueva dinastía de los Chiefs, una predición demasiado anticipada. Es cierto que eran los defensores del campeonato, que Mahomes es la estrella de la liga y Andy Reid uno de los mejores HC, e incluso que tienen una intimidante ofensiva llena de playmakers, pero nada de eso asegura los títulos. Las 32 franquicias de la liga desean el campeonato más que nadie y nada está garantizado, la épica conquista del año pasado y el dominante récord de esta temporada han colocado con agumentos a los Chiefs como favoritos, pero vencer el Super Bowl requiere de trabajo. Su derrota no implica ni se puede traducir como un fracaso, los Chiefs siguen siendo una de las mejores franquicias de la liga y de seguro la próxima temporada volverán a ser contendientes y estarán en la cima del power ranking. Sin embargo construir una dinastía requiere de tiempo y éxitos, tras su sumisa derrota en el Super Bowl LV es buen momento para reconocer y poner en valor la dinastía de los Patriots con Bill Belichick y Tom Brady (aprovecho para anunciar mi artículo sobre esa comparación), y también la de Tom Brady como individuo en solitario.

Conclusiones de la primera vuelta de la Liga NOS 2020-2021

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on domingo, 7 de febrero de 2021 | 16:00

Finalizada la primera vuelta de la I Liga de Portugal es un buen momento para sacar las primeras conclusiones de una temporada atípica condicionada por el coronavirus y los estadios cerrados. La temporada comenzó con grandes expectativas después de un atractivo mercado de fichajes con la llegada de grandes jugadores, sin embargo algunos de esos proyectos han decepcionado. En esta temporada 2020-2021 no he estado tan focalizado en el análisis del fútbol luso como en los últimos diez años debido a otros proyectos, pero estas son mis conclusiones de la primera vuelta de la Liga NOS.

SPORTING CP: EL INESPERADO FAVORITO
Al inicio de la temporada nadie era capaz de predecir que el Sporting CP llegaría a la mitad del campeonato como campeón indiscutible con seis puntos de ventaja sobre el segundo y un rendimiento muy eficiente. La polémica contratación de Rúben Amorim, uno de los entrenadores más caros de la historia, ya no está en debate después del desempeño de su equipo, ha implantado un sólido sistema que ha convertido a los leones en el equipo con la mejor defensa (apenas 9 goles encajados) y el segundo mejor ataque (36 goles). La trayectoria ha sido triunfal sin derrotas y apenas tres empates, por el camino también han vencido la Allianz Cup (Taça da Liga), y están en la mejor posición de ser campeones nacionales por primera vez desde 2001-02 rompiendo el binomio Porto-Benfica. Los fichajes han sido acertados y en el mercado invernal han mejorado la plantilla con el fichaje de Paulinho, el cuadro sportinguista es muy completo y ofrece garantías para continuar hasta el final de temporada, sin embargo ahora comienza la etapa más dura, la ilusión no se debe confundir con el conformismo, todavía queda otra mitad de liga donde comienzan los partidos decisivos y la presión de salir campeón crece. La suerte para el club de Alvalade, y uno de los motivos de que sea campeón a estas alturas, es la ausencia de aficionados. Sí, parece una locura que uno de los clubes con mayor masa social y más fiel del país le beneficie la ausencia de sus fanáticos pero así es. El club llevaba un bucle de malos rendimientos y la exigencia de un público cada vez más cansado, incluso de la inestabilidad institucional, pero sin aficionados en el estadio toda esa presión no existe y los jugadores están dando su mejor versión. Otro argumento para colocarles como favoritos es el calendario, son el único equipo de la cima que se pueden centrar solo en la Liga NOS mientras el resto de sus perseguidores tendrán un calendario muy apretado con partidos de otras competiciones (Taça y/o Europa).  

LA INESTABILIDAD DEL FC PORTO Y EL PROGRESO DEL SC BRAGA
Por detrás en la lucha por el título se encuentran FC Porto y SC Braga con tres puntos de diferencia entre ellos. Los dragones han tenido una primera vuelta inestable con varios tropiezos como el empate ante Belenenses SAD en la última jornada, pero se mantienen vivos y más después de la épica remontada hacia el título de la pasada temporada. Porto ha dejado de ser un equipo brillante pero con Sérgio Conceição la única cosa segura es que su equipo será competitivo y luchará hasta el final. Tres puntos por debajo se encuentra el SC Braga que continúa creciendo en sus proyectos deportivos. El nuevo salto de calidad lo ha dado la llegada del entrenador Carlos Carvalhal y los arsenalistas son el equipo más fiable de toda la liga: finalistas de la Allianz Cup, terceros en liga, en semifinales de la Taça y dieciseisavos de la Europa League. No suman ningún empate, ganan o pierden, y deberán seguir con el trabajo para acabar terceros, lo que sería un éxito para los minhotos. La lucha por el título es una utopía e incluso el segundo puesto suena lejano pese a estar a solo tres puntos (la mejor temporada del braga seguirá siendo aquel subcampeonato de 2009-10), el objetivo será repetir el tercer puesto de la liga y no será una tarea fácil con Benfica, Paços y hasta sus enemigos del Vitória peleando.

EL FRACASO DEL SL BENFICA
Si existe un equipo que ha fallado en su temporada y además se debe remarcar con total merecimiento es el SL Benfica. Generó enormes expectativas tras un histórico mercado de fichajes con una inversión millonaria y el regreso de Jorge Jesus, y simplemente nunca han podido cumplir ni una parte de ese hype. Y no es una mala racha, en el primer partido oficial perdieron el playoff de acceso a la Champions League, luego la Supertaça y la Allianz Cup, y están cuartos en liga a 11 puntos del líder. Ninguna competición se libra del desastre de año en da Luz que tienen sus esperanzas en remontar en liga y llegar lejos en Europa League. La desilusión y el fracaso del proyecto encarnado tiene un principal motivo detrás: las promesas electorales. En año de elecciones se construyó un proyecto que nunca fue deportivo sino una garantía para protagonizar portadas y continuar en la presidencia, millones gastados en jugadores esperando que trajeran victorias, pero el fútbol no es un videojuego y ha quedado demostrado por enésima vez.

PAÇOS DE FERREIRA: LA REVELACIÓN SORPRESA
La gran noticia de la primera vuelta es el Paços Ferreira con un sorprendente quinto puesto empatado con el Benfica y apenas a 5 puntos del Porto, segundo de la liga. Seamos sinceros, es casi imposible que lo castores puedan igualar su mejor clasificación (tercer puesto en 2012-13) pero están haciendo una enorme temporada y se merecen todos los elogios. La plantilla a nivel individual no llama la atención pero han formado un grupo muy sólido, mérito del gran trabajo de Pepa que además ha sido un referente necesario para el maltratado fútbol portugués. La permanencia parece garantizada y todo lo que venga será una excelente noticia para un equipo que hace dos temporadas estaba en segunda división y sueña con repetir su etapa dorada por competiciones europeas. Comenzarán la segunda vuelta como el equipo en mejor forma de la liga con una racha de ocho partidos como invicto y seis victorias consecutivas, una de ellas ante Braga. Veremos hasta dónde les alcanza pero serán una de las grandes historias de esta temporada. 

LA DECEPCIÓN DE RIO AVE, BOAVISTA Y FAMALICÃO
Benfica es la mayor desilusión de la temporada pero no la única. Rio Ave, Boavista y Famalicão han cerrado una primera vuelta decepcionante muy por debajo de lo esperado. Empezando por el equipo de Vila do Conde, perder a Carlos Carvalhal y luego Taremi y Nuno Santos es un golpe duro, pero si algo ha caracterizado al club es su capacidad de reconstrucción. En los últimos años nos tenía acostumbrado a los puestos altos y la lucha europea, ahora se encuentra en la lucha por el descenso y un mal partido acompañado de los resultados necesarios les colocaría en puestos de descenso. Quizás nos tenía mal acostumbrado a puestos tan altos pero desde luego que por plantilla y equipo están muy lejos de la posición que se les debe exigir.

Dos equipos en puestos comprometidos de descenso son las otras decepciones de la primera mitad, primero Boavista que fue nombrada como la revelación y es el equipo con menos victorias de la liga y el segundo en goles sufridos. Es otro ejemplo de que los equipos no se construyen solo con fichajes, os Axadrezados ficharon a Adil Rami, Javi García, los caros fichajes de la MLS Cannon y Elis, más las cesiones de Léo Jardim, Angel Gomes y Show provenientes del Lille LOSC; y ahora con el veterano  Jesualdo Ferreira como entrenador. Las panteras tienen todas las piezas para tener un mejor rendimiento, sin embargo si la temproada acabase hoy tendrían que jugar el playoff para mantenerse. 

Peor está el Famalicão, ha pasado de ser la revelación de la pasada temporada rozando la clasificación europea como recién ascendido a estar en puestos de descenso. Era evidente que la pasada temporada fue un one-year wonder y la realidad del club es luchar por la permanencia, perdieron a su mejor jugador Pedro Gonçalves y han tenido que reconstruir el equipo, han llegado fichajes de calidad pero no le han dado tiempo ni continuidad al proyecto deportivo. Demasiada avaricia que como dice el refrán ha roto el saco.

EL RESTO DE LA LIGA SIGUE LAS PREVISIONES
Del resto de la clasificación todo está dentro de lo previsto. Vitória SC está sexto, con un partido menos, y han recuperado su forma después del mal inicio bajo Tiago Mendes (fue una apuesta arriesgada y falló), son la segunda mejor defensa de la liga. El proyecto en Guimarães es interesante, pero una vez bajada la expectación de sus fichajes es hora de asumir la realidad, el club está en construcción para un futuro mejor pero actualmente no les alcanza para mayores peleas. Santa Clara y Moreirense están en una posición tranquila, lejos del descenso y al mismo tiempo lejos de los puestos de arriba. Ambos clubes son el ejemplo de instituciones haciendo un buen trabajo y que no tienen el reconocimiento que merecen.

La otra mitad de la liga se encuentra agrupada en solo cuatro puntos luchando por la permanencia. Los clubes de Madeira -CD Nacional, de regreso a la Primeira Liga, y Marítimo- junto con Tondela, el club más español de la liga, son los más alejados de la pelea por el descenso. Tras ello están siete equipos en apenas tres puntos del 12º hasta el colista, entre ellos tres de las decepciones de la primera mitad de la temporada (Rio Ave, Boavista y Famalicão) que anteriormente he desarollado. Gil Vicente y Belenenses SAD están fuera del descenso pero seguramente estarán peleando la permanencia hasta la última jornada, aunque sus entrenadores (Ricardo Soares y Petit respectivamente) serán una buena garantía. En el caso del B SAD, Petit es un experto en salvaciones y ha convertido al equipo de Belém en una de las mejores defensas de la liga, a cambio es el peor ataque con apenas 8 goles en 17 jornadas. 

Completan la liga los dos únicos equipos del sur. Justo fuera de los puestos comprometidos se encuentra el Portimonense, de nuevo en una temporada que deja mucho a desear pese a su plantilla. La temporada pasada se salvaron por el descenso administrativo del Vitória FC pero los milagros no ocurren dos veces y menos dos seguidos. Peor está el recién ascendido Farense que está colista de la liga aunque con un partido menos. Vida difícil que no salva ni el talento de Ryan Gauld, la adaptación ha sido complicada y la veteranía de su plantilla está desaparecida. Los Leões de Faro ni siquiera fueron capaces de ganar al Estrela del Campeonato de Portugal en la Taça de Portugal, aprovecho para dar atención al histórico club de Amadora que con el joven André Geraldes no tardarán en estar en la Liga NOS.

El fútbol es impredecible, aún más cuando queda toda la segunda vuelta por jugar, pero Farense, Portimonense y Famalicão estarán en los últimos puestos de la clasificación, dos descendidos y el tercero jugando el playoff. De la parte alta de la tabla Sporting CP debe salir campeón, no serlo sería su mayo fracaso de los últimos años, mientras que Braga, Benfica y Paços estarán en competiciones europeas, la única incógnita es cuál será su lugar. Apuesto por un Braga sólido que mantenga el tercer puesto, mi duda será si Paços será capaz de mantenerse constante y si Benfica en algún momento despertará todo su potencial.

Los Chiefs regresan al Super Bowl para defender su campeonato

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on lunes, 25 de enero de 2021 | 4:31

Los Kansas City Chiefs vencieron el Campeonato de la AFC y regresan al Super Bowl para defender su campeonato, en el Super Bowl LV enfrentarán a los Tampa Bay Buccaneers que se convirtieron en el primer partido en alcanzar la final como anfitriones. La estrella Patrick Mahomes se recuperó a tiempo de la conmoción sufrida para liderar su explosiva ofenvisa en Arrowhead, los locales tuvieron un partido completo con aporte de su defensiva. Los Buffalo Bills se quedaron a la puerta de la ansiada final, están en el camino correcto pero el rival simplemente fue superior. Los Chiefs están a una victoria de coronarse como mejor equipo de la liga por segundo año consecutivo y ser la nueva dinastía de la liga.

Los Chiefs tuvieron que sobreponerse a un mal inicio para acabar venciendo el partido con comodidad gracias a un partido completo a ambos lados del balón. Los Bills consiguieron un gol de campo, más tarde Hardman perdió el balón en un regreso de una patada de despeje dejando a Buffalo en la yarda 3 de Kansas City y que convirtieron en touchdown. La ventaja de 9 puntos, Bass falló el punto extra, se esfumó tan rápido se conectó la explosiva ofensiva de los Chiefs con tres touchdowns seguidos. Antes del descanso los Bills recortaron el marcador a 21-12 con un gol de campo.

Para la segunda parte la defensiva local acabó de limitar a los Bills que tuvieron que conformarse con un gol de campo desde la yarda ocho, mientras los locales continúan anotando con jugadas clave para Tyreek Hill y Travis Kelce. La presión sobre Josh Allen y el paso del tiempo le llevó a lanzar pases arriesgados que acabaron con una intercepción cuando estaban en zona roja. Ese momento y el touchdown posterior de Chiefs liquidó el partido aunque todavía quedaba tiempo por jugar y los Bills no se rindieron. Anotaron un touchdown, en la conversión de dos puntos Allen volvió a ser interceptado, y recuperaron un onside kick que solo sirvió para sumar otro gol de campo. El partido se caldeó aunque todo estaba decidido y finalmente los Chiefs celebraron la victoria.

LAS CLAVES DEL PARTIDO
Los Kansas City Chiefs son la nueva dinastía de la liga. Son el mejor equipo de la liga y aunque los focos se centran en la ofensiva, es un equipo muy completo con una eficiente línea defensiva y unidad de equipos especiales, todo bajo las órdenes del cupero técnico de Andy Reid. Patrick Mahomes es la nueva estrella de la liga, desde que es titular ha conseguido llegar a un Juego por el Campeonato de la AFC donde perdió contra la anterior dinastía de los Patriots que a posterior venció el Super Bowl LIII, y el año pasado consiguieron el Super Bowl LIV después de unos playoffs con remontadas impresionantes. Este año ya están en el Super Bowl y parece que nadie les puede frenar. 

La ofensiva de Chiefs es la más explosiva de la liga, tiene tantos recursos que siempre genera peligro cuando está en el campo y es una amenaza constante y difícil de frenar. Mahomes lanzó para 325 yardas y tres touchdowns apoyándose en Tyreek Hill y Travis Kelce que volvieron a tener partidos impresionantes con 172 y 118 yardas respectivamente, más dos touchdowns del ala cerrada. La protección a Mahomes fue implecable y le permitió sacar su magia, la ofensiva siempre movió las cadenas pese a no tener juego terrestre con la baja de sus principales corredores (el novato Clyde Edwards-Helaire estuvo activo con poca participación).

En contraste la ofensiva de Bills no funcionó y fue incapaz de ser tan peligrosa como lo fue durante todo el año. El juego de carrera no avanzó, el receptor estrella Diggs estuvo limitado a 77 yardas (muchas de ellas con el partido decidido) y Josh Allen tuvo un partido muy difícil. Siempre estuvo presionado, lanzó pases arriesgados y acabó siendo interceptado; el juego aéreo era tan deficiente que tuvo que avanzar usando las piernas con 88 yardas terrestres. Además fue capturado cuatro veces para una pérdida de 53 yardas, capturas demasiado largas. Todo esto es mérito del trabajo de la defensiva de Chiefs, que no es de un nivel élite pero está infravalorada, en los momentos claves siempre hace jugadas importantes y con el billete al Super Bowl en juego volvió a destacar ayudando durante la victoria.

Los Bills comenzaron venciendo pero el fútbol americano es un deporte muy largo y que cambia en cuestión de instantes. La derrota de hoy es muy frustrante, no solo por quedarse a un partido del Super Bowl, sino porque se vieron totalmente superados por el rival en todas las unidades. No pasa nada por admitir esa realidad, simplemente se enfrentaron al mejor equipo de la liga con estrellas como Mahomes, Hill y Kelce que están construyendo una dinastía. Pese a todo, en Buffalo llevan años haciendo un buen trabajo con un proyecto muy sólido, deben continuar en esa línea y más pronto que tarde estarán en el Super Bowl. Lo merecen y será una enorme noticia para la apasionada afición de Buffalo.

Tom Brady lleva a Tampa Bay al Super Bowl en su casa

Los Tampa Bay Buccaneers vencieron el Campeonato de la NFC y consiguieron su billete para el Super Bowl LV donde se convertirán en el primer equipo en la historia de la NFL en jugar el Super Bowl en su estadio. Tom Brady superó el duelo de estrellas contra Aaron Rodgers para aumentar su leyenda en un intenso partido lleno de emoción hasta el final y marcará su décima presencia en un Super Bowl en busca de su séptimo anillo. Para Green Bay Packers fue una derrota ante su público en Lambeau, cometieron muchos errores y el que les acabó condenando fue no arriesgarse en cuarta oportunidad al final del partido, además tuvieron razones para sentirse perjudicados por las decisiones del cuerpo de árbitros.

El Juego por el Campeonato de la NFC enfrentaba a dos estrellas de la liga como Aaron Rodgers y Tom Brady y no defraudó en lo que fue un auténtico partidazo digno de playoffs. Los Buccaneers anotaron en su primera serie ofensiva con una atrapada de Mike Evans, después empataron los Packers pero la primera parte fue dominada por la ofensiva liderada por Tom Brady que lanzó varios pases imrpesionantes, uno de 52 yardas para Godwin que preparó el touchdown de carrera de Fournette y otro de 39 yardas para Scotty Miller sin tiempo en el marcador. Este último pase fue uno de los momentos del partido, Rodgers fue interceptado y con apenas nueve segundos por jugar el esquinero Kevin King dejó libre en la cobertura a Miller. 

Packers tenía que recuperar una desventaja de 11 puntos pero inició la segunda parte con el segundo balón suelto de Aaron Jones y esta vez recuperado por el rival que una jugada después sumó otro touchdown. El partido parecía decidido pero apenas acababa de entrar en una montaña rusa, los Packers anotaron de regreso y consiguieron tres intercepciones seguida a Tom Brady aunque solo pudieron capitalizar en puntos la primera. El billete al Super Bowl se decidió antes de la pausa de los dos minutos, en tercera oportunidad los árbitros no señalaron una interferencia de pase defensiva y Aaron Rodgers no corrió para el touchdown, Matt LaFleur no se arriesgó en cuarta oportunidad y se aseguró tres puntos que dejaban a Green Bay cinco por debajo y con la obligación de forzar un tres y fuera con una defensiva que se vio superada en todo el encuentro. Tom Brady manejó la serie ofensiva hasta clavar la rodilla y marcar su presencia para el Super Bowl LV. 

LAS CLAVES DEL PARTIDO
Fue un partido de errores con pérdidas de balón, tres para Bucs y dos para Packers, pero solo un equipo consiguió capitalizar los fallos del rival en puntos y fueron los visitantes. Las dos pérdidas de Packers se convirtieron en 14 puntos de su ofensiva mientras que de las tres intercepciones de Tom Brady solo la primera fue convertida a touchdown. La balanza se inclinó a favor de los Buccaneers y cuando hay una palza al Super Bowl en juego todos los puntos importan porque serán partidos cerrados. El dato es que los Bucs han sabido aprovechar esos robos de balón en touchdowns, sobre todo en playoffs.

La defensiva de Bucs se merece una mención honorífica, no fue consistente durante la temporada regular pero en postemporada está marcando la diferencia. Dos balones sueltos forzados, uno recuperado, una intercepción, cinco capturas a Aaron Rodgers y forzaron dos tres y fuera cuando el partido estaba en la línea después de las intercepciones de su mariscal. Destacar especialmente a Devin White que se ha convertido en una referencia en su unidad, la semana pasada ya fue el protagonista de la Ronda Divisional con su enorme exhibición y hoy aumentó sus estadísticas con otro balón suelto recuperado.

El momento del partido se resume a 74 segundos divididos entre el final de la primera parte y el inicio de la segunda, en apenas ese intervalo de tiempo los Bucs sumaron 14 puntos que pesaron al final del partido. Luego de una intercepción a Rodgers y con apenas nueve segundos en el reloj, Tom Brady lanzó un touchdown de 39 yardas aprovechando la mala cobertura de Kevin King (tuvo una noche desastrosa). En la segunda parte recuperaorn un balón suelto y en la siguiente jugada anotaron touchdown. Dos errores que dejaron a los Bucs con ventaja de 11 puntos y acabaron siendo decisivos para la victoria.

TB -Tampa Bay y Tom Brady- hicieron historia alcanzando el Super Bowl. Los Bucs es la primera franquicia en 55 años en jugar la gran final en su estadio como anfitriones mientras Tom Brady alcanza su décima final. Llegaron luego de tres victorias como visitantes en playoffs en las que vencieron a dos favoritos como Saints y Packers, hoy impusieron sus condiciones siendo superiores y siempre por encima en el marcador pero la crónica quedará ensuciada por los errores arbtirales. Nefasta exhibición de las cebras que no señalaron ninguna interferencia a favor de Green Bay, sin embargo, en la última serie sí señalaron un castigo por interferencia de pase favortable a los Bucs que les ayudó a asegurar el partido con polémica.

Los Packers eran el primer sembrado de la conferencia y tenían el factor de ventaja local en Lambeau pero sin embargo fracasaron en su camino al Super Bowl LV. La temporada comenzó con la directiva seleccionando a Jordan Love como su sustiuto pero Aaron Rodgers tuvo una temporada que le coloca como favorito al MVP, volvió a mostrar que merece ser Salón de la Fama pero de nuevo estuvo solo en la pelea por vencer el anillo. La ausencia de David Bakhtiari se notó en la falta de protección de su línea ofensiva, fue capturado cinco veces y presionado durante todo el partido, además su corredor estrella soltó dos balones y uno de ellos perdidos dentro de su línea 10 y encima los receptores volvieron a dejar escapar pases fáciles, incluso la estrella Davante Adams falló en su intento de atrapar un touchdown. Con todos los problemas fue capaz de anotar 26 puntos pero su defensiva fue un desastre, más allá de las tres intercepciones en malos pases de Brady, fue incapaz de generar presión y hacer grandes jugadas. Todo ello fue resultado de una mala noche para el cuerpo de entrenadores, el llamado de jugadas no fue acertado y cuando el partído estaba para ganarlo fueron conservadores. El resultado es que acabaron perdiendo porque este deporte se juega para ganar y ganan los que se arriesgan, así lo demostraron Andy Ried y los vigentes campeones la semana pasada.

Crónica de la Ronda Divisional (Divisional Round) de la NFL

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on miércoles, 20 de enero de 2021 | 20:30

Tori Richman/Tampa Bay Buccaneers
Los playoffs continuaron con una Ronda Divisional donde la localía fue factor, pese a contar con pocos aficionados en el estadio por el coronavirus, para tres de los equipos vencedores; solo los Saints perdieron su partido como local en el último partido de la carrera de Drew Brees. Ahora siguen dos partidazos en los Juegos por el Campeonato con el pase al Super Bowl en juego, Mahomes y Josh Allen se enfrentarán como las nuevas referencias de la liga mientras Aaron Rodgers y Tom Brady volverán a mostrar su veteranía y clase. El jugador destacado de la semana podría volver a ser un incombustible Aaron Rodgers que superó a la defensiva de los Rams, clasificada como la mejor de la liga, o el valiente esfuerzo de Chad Henne que consiguió asegurar la victoria para Kansas City tras suplir a Mahomes que sufrió una conmoción. Esta ocasión el reconocimiento de protagonista de la semana será para un defensivo, Devin White y toda la unidad de los Bucs fueron claves en la victoria en Nueva Orleans con múltiples robos de balón que fueron capitalizados con touchdown, Devin White fue responsable de recuperar un balón suelto y conseguir una intercepción. Esa fue la diferencia y la clave para que los Buccaneers de Tom Brady consiguieran superar a unos fuertes Saints y seguir su camino hacia el Lambeau Field.

Los Packers defendieron la mejor siembra de la NFC con una dominante victoria, de nuevo Aaron Rodgers en su temporada de MVP fue decisivo lanzando para dos touchdowns. Green Bay defendió su casa desde la primera serie donde abrieron el marcador, desde entonces los Rams siempre estuvieron por detrás, y el juego de carrera fue productivo superando a la mejor defensiva de la liga: Aaron Jones corrió para 99 yardas y un touchdown, Jamaal Williams y AJ Dillon sumaron otras 92 yardas y Aaron Rodgers añadió un touchdown por tierra. Para la franqucia de Los Ángeles extrañaron la producción de Aaron Donald y no consiguieron capturar a Rodgers pese a la lesión del LT David Bakhtiari, la ofensiva liderada por Jared Goff -sigue recuperándose de su operación en el pulgar- también extrañó a Cooper Kupp y además fue capturado en cuatro ocasiones. 

Tras el helado partido en Lambeau Field, las condiciones de viento y frío en Buffalo fueron factor en el igualado partido: en la primera parte se fallaron tres goles de campo, dos de Tucker y uno de Bass. El momento clave llegó en la segunda parte, en la primera serie Josh Allen conectó con Stefon Diggs para touchdown y después Taron Johnson interceptó a Lamar Jackson en la zona roja y regresó el balón hasta las diagonales. Juagadas después Lamar Jackson tuvo que salir por una conmoción y la defensiva de los Bills aseguró la victoria sobre los Baltimore Ravens a los que solo le permitieron tres puntos. 

En la jornada dominical Kansas City marcó su presencia para el Juego por el Campeonato de la AFC en su camino como defensores del título, aunque perdieron a su estrella Patrick Mahomes para lograrlo. Los Chiefs comenzaron con su ofensiva luciendo perfecta anotando en todas las series de la primera mitad con dos touchdowns y dos goles de campo, la ventaja de 16 puntos parecía suficiente para tener un cómodo partido pero acabó siendo una sufrida victoria. Y eso que en la tercera jugada de los Browns tras volver del descanso, Mathieu interceptó a Baker Mayfield dejando en una buena posición de campo a su equipo, sin embargo no consiguieron avanzar y Butker falló el gol de campo. Tras el error, los Browns anotaron en dos series seguidas y Mahomes tuvo que salir lesionado por una conmoción, la situación empeoró cuando Chad Henne fue interceptado en la zona de anotación y regalaba el balón a Cleveland que estaba solo 5 abajo en el marcador.  Entonces apareció el momento de los campeones, la defensiva fue clave forzando una patada de despeje y luego el veterano Chad Henne se convirtió en héroe. Primero con una gran carrera en tercera oportunidad y luego en cuarta oportunidad completando el pase para Tyreek Hill, los campeones se arriesgaron y vencieron. Se acabó el sueño de postemporada de los Browns con el arrepentimiento de correr poco el balón, sin embargo gran temporada de un equipo que en el pasado era el hazmerreír de la liga.

La Ronda Divisional la cerró el duelo entre Tom Brady y Drew Brees, quarterbacks veteranos y estrellas de la liga, en su tercer enfrentamiento del año. Durante el año los Bucs no fueron rival para los Saints que dominaron la división así como sus enfrentamientos, sin embargo en postemporada las tornas se cambiaron y Tampa Bay mantiene vivo su sueño de llegar al Super Bowl que ellos mismos organizan como anfitriones. Pese a la figura de los dos quarterbacks fue un partido de defensivas que limitaron a las dos estrellas a sus números más pobres: Brady a 199 yardas y a Brees a 134. En los dos duelos anteriores Brady fue interceptado un total de cinco veces, sin embargo en postemporada no tuvo errores, en parte porque a la defensiva se le cayeron dos intercepciones, y Drew Brees fue interceptado tres veces. Esa diferencia fue clave, la defensiva de Buccaneers robó cuatro balones y tres de esas pérdidas fueron capitalizadas por touchdowns por la ofensiva. En total 21 puntos que desequilibraron un partido donde los Saints tenían ventaja e incluso con todas las pérdidas estuvieron con vida hasta el final, un triste final para la carrera de una leyenda como Drew Brees en el que se rumorea fue su último partido en la liga. Para Nueva Orleans ahora le sigue buscar sustituto entre Taysom Hill, el jugador polivalente fue baja por lesión, y Jameis Winston que en su único pase ante su ex equipo lanzó un touchdown de 56 yardas repitiendo la misma jugada que una semana atrás le hicieron los Chicago Bears, la diferencia es que a Javon Wims se le escapó el balón de las manos y Tre'Quan Smith sí consiguió la atrapada.

Crónica de la Ronda de Comodines (Wild Card) de la NFL

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on lunes, 11 de enero de 2021 | 16:30

Julio Cortez/Associated Press
El año 2021 en medio de la pandemia del coronavirus ha traído la positiva noticia de la primera postemporada de la NFL con 14 equipos clasificados a playoffs, a diferencia de los 12 participantes en el antiguo formato. La extensión de franquicias nos regaló un súper fin de semana de ronda de comodines (Super Wild Card Weekend) con tres partidos cada día. Comienza el camino a Tampa Bay para el Super Bowl LV. Los destacados del fin de semana fueron tres quarterbacks seleccionados en la primera ronda del Draft 2018 que fueron claves en las victorias de sus franqucias: Josh Allen, Lamar Jakcson y Baker Mayfield. Para los Rams su defensiva y el corredor novato Cam Akers marcaron la diferencia mientras que los Saints tuvieron un partido muy equilibrado. Pero el protagonista cuando hablamos de postemporada es Tom Brady, el veterano domina los playoffs mejor que nadie y lo demostró ante la sólida línea defensiva de Washington lanzando para 381 yardas y dos touchdowns. Sigue rompiendo récord personals y ha llevado a Tampa Bay a su primera victoria en playoffs desde 2002.

Abrió la jornada sabatina un entretenido duelo entre Colts y Bills para la Conferencia Americana. Buffalo consiguió su primera victoria en playoffs desde 1995 con otra actuación destacada de Josh Allen en su temporada All-Pro, completó 26 de 35 pases para 324 yardas y dos touchdowns además de sumar 54 yardas y un touchdown de carrera. De nuevo la adquisición de Stefon Diggs ha traído un impacto inmediato en la ofensiva de los Bills, el receptor atrapó 128 yardas y un touchdown. El momento clave del partido llegó al final de la primera parte, por debajo del aviso de los dos minutos los Colts llegaron a zona roja dentro de las cinco yardas y optaron por arriesgarse en cuarta oportunidad pese a estar en ventaja en el marcador, el pase a Michael Pittman fue incompleto y perdieron la posesión. Josh Allen lideró una serie de 91 yardas y 10 jugadas en 1:32 donde el novato Gabriel Davis fue responsable de avanzar 56 yardas con atrapadas pegadas a la banda. Los Bills se colocaron por delante justo en el descanso y no volvieron a perder la ventaja, ahora esperan rival para la Ronda Divisional donde serán anfitriones. Para Indianapolis fue una dura derrota, controlaron el reloj y tuvieron una última serie donde no consiguieron avanzar, además de perder puntos en esa cuarta oportunidad también fueron ineficientes en zona roja y fallaron un gol de campo. Los novatos Jonathan Taylor y Pittman fueron los líderes de Indy y son el futuro de Indy, la franquicia también deberá responder quien será su próximo líder: otro año del veterano Philip Rivers o buscar sucesor.

Para el horario intermedio estaba programado un duelo divisional de la igualada NFC Oeste, a la rivalidad entre Rams y Seahawks le acompañó el drama de ser un partido de playoffs y la revancha del encuentro entre ambos hace dos semanas cuando Seahawks vencieron el campeonato divisional. Los Seaahwks no pudieron contar con la ventaja de localía en su ruidoso estadio por el coronavirus y tuvieron un partido desastroso, totalmente superados por un equipo en horas bajas. John Wolford inició como titular pero salió lesionado al hospital, Jared Goff ingresó pese a estar recuperándose de su operación en los pulgares y el liniero defensivo Aaron Donald se perdió la segunda mitad, pese a todos los Rams fueron superiores y se hicieron con la victoria. La defensiva de Los Angeles fue dominante y aplicó presión a Russell Wilson con 5 capturas, además DK Metcalf y Tyler Lockett fueron limitados con una sólida cobertura y además sumaron puntos con un pick-6 de Darious Williams que leyó a la perfección un pase pantalla a Metcalf. Con la ofensiva mermada, la defensiva de Seattle fue todavía peor y no pudo frenar a un quarterback lesionado, el novato Cam Akers fue el protagonista con 131 yardas y un touchdown de carrera. Los Rams se fueron al descanso con ventaja de 10 puntos y aumentaron la marca de Sean McVay a 37-0 cuando su equipo está al frente en el descanso. 

Para cerrar la jornada del sábado tuvimos un partido más igualado de lo esperado. Tampa Bay llegaba a Washington como líder indiscutible en lo que iba a ser una cómoda victoria pero el equipo de Washington, que entró en playoffs con récord perdedor, tuvo un valiente esfuerzo liderado por el desconocido Heinicke. Tom Brady sigue extendiendo su marca de victorias en postemporada dándole la primera a los Buccaneers desde que vencieron el Super Bowl en 2002, el veterano mariscal demostró seguir en forma lanzando para 381 yardas y 2 touchdowns donde utilizó todo su arsenal en la ofensiva incluyendo al cada día más involucrado Antonio Brown que atrapó un touchdown. La lesión de Ronald Jones en el calentamiento dejó a Leonard Fournette como líder del juego terrestre y resultó productivo con 93 yardas y un touchdown, además Mike Evans superó su lesión para atrapar 6 pases para 119 yardas. Hablemos de WFT, Taylor Heinicke tuvo un meritorio partido lanzando para 306 yardas y un touchdown además de sumar 46 yardas y un touchdown por tierra; su único error fue una intercepción que llegó después de que un defensivo desviará su pase. El problema para la ofensiva fue que no pudo establecer el juego terrestre ante la defensiva de Bucs -la mejor de la liga frenando el juego de carrera- y Antonio Gibson y J.D. McKissic estuvieron desaparecidos. El otro factor durante la derrota fue una defensiva local incapaz de meter presión, Tom Brady estuvo cómodo y con tiempo en la pocket y lo aprovechó para encontrar libre a alguno de sus muchos objetivos. El novato Chase Young no tuvo ninguna captura y la unidad no hizo ninguna "big play" para cambiar el partido.

La jornada dominical comenzó con la revancha de los Ravens sobre los Titans en la primera victoria de Lamar Jackson en postemporada que fue protagonista del duelo pese a iniciar con una intercepción. El versátil quarterback de doble amenaza lanzando para 179 yardas y corriendo para 136 yardas y un touchdown de 48 yardas que empató el partido antes del descanso. El último cuarto tuvo la tensión propia de postemporada, Justin Tucker falló un gol de campo, luego Tennessee estaba cuatro por debajo y en cuarta oportunidad y dos por avanzar pero decidieron patear y Baltimore se lo cobró con un gol de campo. Con Derrick Henry, líder en carrera de la liga, limitado a apenas 40 yardas todo el peso de la ofensiva cayó sobre Ryan Tannehill en busca del empate pero fue interceptado por Marcus Peters; la defensiva lo celebró sobre el logo rival en medio campo al igual que hicieron los Titans en la Semana 11. Los Ravens consiguiendo dos primeras oportunidades con el juego terrestre para agotar el reloj y avanzar a la Ronda Divisional, con la victoria pese a no ser favorito las cartas se invirtieron y tuvieron su venganza sobre los Titans tras car eliminados la pasada temporada.

El siguiendo partido estuvo marcado por su retransmisión por el canal infantil Nickelodeon con unos gráficos especiales para la ocasión, que al final del encuentro fueron lo más destacado. Para New Orleans Michael Thomas regresó de la lista de lesionados e hizo impacto atrapando el primer touchdown del partido, Alvin Kamara regresó de la lista COVID-19 corriendo para 99 yardas y un touchdown, y Deonte Harris tuvo el partido de su carrera con 83 yardas recibiendo. Todos ayudaron a que el veterano Drew Brees, que cumplirá 42 años esta semana, tuviero un sólido partido lanzando para 265 yardas y dos touchdowns. Fue un partido de defensivas, la de Bears forzó un balón suelto que se capitalizó en gol de campo y mantuvieron a su equipo en el partido pese a las ausencias de dos de sus principales cornerbacks y Roquan Smith, aunque también tuvieron errores con castigos como el de Eddie Jackson en cuarta oportunidad, dos jugadas más tardes Latavius Murray anotó el touchdown que separaba la ventaja a dos posesiones. El problema para Chicago fue su floja ofensiva, el juego terrestre volvió a desaparecer y Trubisky fue incapaz de mover las cadenas, salvo la serie final de 99 yardas con el touchdown de Jimmy Graham solo consiguieron seis primeras oportunidades y no convirtieron en ninguna tercera ocasión de nueve intentos. Perdieron su oportunidad de anotar cuando Javon Wims dejó escapar un touchdown de 40 yardas y más tarde Anthony Miller fue expulsado por agredir a un rival, de nuevo Gardner-Johnson forzó la expulsión de un receptor. Con la victoria los Saints se enfrentarán a su rival divisional Tampa Bay en la ronda divisional en Nueva Orleans.

Cerrando el fin de semana de la ronda de comodines tuvimos otro duelo divisional como repetición de la Semana 17. Sin entrenar y con ausencias por lesiones o COVID-19 pero Cleveland venció su primer partido en playoffs desde 1994, y lo hicieron tras una parte arrolladora con ventaja de 28 puntos. Fue un inicio de pesadilla para Pittsburgh, en la primera jugada un mal saque del centro fue recuperado por Karl Joseph para touchdown. Le siguieron dos intercepciones, de las cuatro que tuvo durante el partido, a Ben Roethlisberger que los Browns capitalizaron con touchdown y al final del primer cuarto vencían 28-0. Steelers intentaron una histórica remontada pero perder esa ventaja era demasiado incluso para los Browns, la defensiva de la "Cortina de Acero" fue incapaz de hacer grandes jugadas mientras su ofensiva era muy previsible, sin juego de carrera, el juego aéreo era la única vía para avanzar y Big Ben acabó lanzando para 501 yardas, 4 touchdows y otras 4 intercepciones. La figura fue Baker Mayfield que lanzó para 363 yardas y tres touchdowns, la primera selección del Draft 2018 declaró que cambiaría el récord perdedor de la franquicia y ya ha conseguido su primera victoria en postemporada, ahora deberán visitar Kansas City para enfrentar a los vigentes campeones Chiefs. Para Steelers es el final a una temporada que comenzó con marca invicta de 11-0 y solos en la cima de la liga pero le siguieron cinco derrotas en sus últimos seis partidos.

Notas de la Semana 17 de la NFL

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on lunes, 4 de enero de 2021 | 17:00

Photo by Quinn Harris/Getty Images
El 2021 llegó con la última semana de la temporada regular y un maratón de partidos en una jornada de duelos divisionales que combinó a equipos en la lucha por clasificar a playoffs con partidos intrascendientes. Semana atípica con equipos reservando a sus titulares y otros jugando partidos sin implicaciones para postemporada pero muchos jugadores destacando, como siempre exhibiciones a la ofensiva como la de Tom Brady, Kirk Cousins o Josh Allen; en los receptores Brandin Cooks fue la principal arma de un Deshaun Watson que ha estado solo todo el año aunque el líder recibiendo fue Marvin Jones Jr de los Detroit Lions con 8 atrapadas para 180 yardas y dos touchdowns. En el juego terrestre el novato Jonathan Taylor tuvo un día especial para los Colts con 253 yardas y 2 touchdowns, aunque el líder por segundo año consecutivo fue Derrick Henry, el rey corrió para 250 yardas y dos touchdowns convirtiéndose en el octavo jugador en la historia que supera las 2.000 yardas terrestres en una temporada, el segundo en la franquicia de los Titans. El último protagonista de la temporada 2020 fue Aaron Rodgers, es su primer reconocimiento en una temporada excelsa que ha llevado a los Packers a ser el mejor equipo de la Conferencia Nacional con la primera siembra. Pese a que Green Bay seleccionó a su futuro sustituto en el draft, el veterano y futuro miembro del Salón de la Fama demostró durante el año que está a un nivel élite. Contra Chicago completó 19 de 24 pases para 240 yardas y cuatro touchdowns, sin intercepciones aunque los Bears le perdonaron, y con eficiencia perfecta en zona roja. Rodgers tiene la calidad suficiente para hacer brillar a jugadores desconocidos como Valdez-Scantling, Robert Tonyan o Dominique Dafney que atrapó un touchdown durante el domingo. Clasificado a playoffs comienza su camino para ganar su segundo anillo de Super Bowl y el Lombardi mientras su candidatura parece la favorita para llevarse el premio al Jugador Más Valioso (MVP). 

La jornada dominical comenzó con varios equipos asegurando su presencia en postemproada, quien falló fue Miami que ahora espera un milagro de Jacksonville para clasificar. Los Bills ya estaban clasificados pero con la victoria aseguraron la segunda siembra de su conferencia, Josh Allen ha llegado a un nivel espectacular a la fase más decisiva de la temporada. El novato Tua Tagovailoa tuvo un mal partido y los Dolphins no pudieron contar con Fitpatrick para remontar, aunque no hubiera alcanzado porque Buffalo fue superior en todas las unidades y será uno de los equipos más duros de la postemporada.

Quienes aseguraron su presencia a playoffs fueron dos equipos de la AFC Norte, los Baltimore Ravens aplicaron una paliza a su los Cintinnati Bengals apoyándose en un sólido y eficiente juego de carrera. En el otro duelo de la división, los Pittsburgh Steelers reservaron jugadores claves con vistas a playoffs y los Cleveland Browns lo apovecharon para vencer. Al final tuvieron que sufrir pero su clasificación corta la racha más larga de una franquicia sin postemporada, no jugaban playoffs desde 2002.

La NFC Este sigue buscando su líder divisional para playoffs y todos los pronósticos daban como favoritos a Dallas pero de nuevo decepcionaron. No tuvieron la intensidad necesaria de un equipo todavía con posibilidades, su defensiva fue débil y el ataque tuvo errores. Los Giants apovecharon todo para ponerse en ventaja, en la segunda parte los Cowboys intentaron regesar el marcador pero Andy Dalton fue interceptado en la zona de anotación por el novato Xavier McKinney. La NFC Este siempre guarda una sorpresa, Gallman había conseguido la primera oportunidad para amarrar la victoria pero soltó el balón, afortunadamente lo recuperó y New York espera ahora una ayuda de Philadelphia para clasificar con apenas 6 victorias.

Repasando brevemente el resto de partidos que no tuvieron implicaciones para playoffs, los Tampa Bay Buccaneers dieron una paliza con Tom Brady jugando a placer y Antonio Brown que sigue ganando protagonismo, la mala noticia es la lesión de Mike Evans. Para los Atlanta Falcons Matt Ryan lució sólido pero fue insuficiente, de nuevo Julio Jones estuvo ausente y buscarán nuevo head coach. Quien busca quarterback son los New England Patriots que estarán ausentes de postemporada, Cam Newton se irá de Foxborough según los reportes y se despidió con un gran partido. Los New York Jets tendrán muchas decisiones que tomar como la continuidad de Adam Gase o Sam Darnold y a quien seleccionarán en el draft con su segunda selección. Para acabar dos equipos cerraron su decepcionante temporada con un espectáculo ofensivo, los Minnesota Vikings consiguieron la victoria con un gran partido de Alexander Mattison y el novato Justin Jefferson, mientras que los Detroit Lions fallaron sus intentos de conversión de dos puntos en el que podría haber sido el último partido de Matthew Stafford, esa será una decisión que deberá tomar su nuevo head coach.

En la franja de la tarde tuvimos otro maratón con ocho partidos en simultáneo. La derrota de Miami dejaba a Indianapolis con un fácil escenario: gana al peor equipo de la liga y estás dentro de playoffs. En realidad no fue tan fácil, el novato Laviska Shenault Jr. lideró el esfuerzo de los Jacksonville Jaguars por eliminar a un rival divisional pero otro novato como Jonathan Taylor tuvo una enorme exhibición y los Colts consiguieron amarrar su boleto a playoffs. Hasta tuvieron que esperar a los Titans para saber si entraban como comodín o campeón.

En la NFC la primera siembra todavía estaba en juego entre tres equipos clasificados. Green Bay partía como favorito, era el único que dependía de si mismo, pero para ello debería vencer en la rivalidad más antigua de la NFL y contra unos Bears que con una victoria clasificaban a playoffs. Fue la última candidatura de Aaron Rodgers al premio como Jugador Más Valioso (MVP) luego de completar un partido rozando la perfección (durante el inicio completó todos los pases) y darle a los Packers la semana de descanso en playoffs. Chicago también entró en playoffs luego de la derrota de Arizona. La segunda siembra fue para los Saints que vencieron a los Carolina Panthers con comodidad en un partido donde New Orleans no pudo contar con su unidad de corredores por el protocolo COVID-19. El tercer equipo en la lucha fueron los Seahawks que también venció su compromiso ante los San Francisco 49ers, fue un partido más cerrado de lo esperado pero Russell Wilson conectó en dos touchdowns con Tyler Lockett en el último cuarto para remontar y cerrar la temporada con victoria. Seattle recibirá en casa a otro rival divisional en los playoffs: Los Angeles Rams.

Precisamente Los Angeles clasificaron en un duelo divisional con dos franquicias luchando por playoffs y que finalmente dejó a Arizona sin postemporada. Ambos equipos sufrieron en ataque, los Rams tuvieron que iniciar a John Wolford en su primer partido mientras que Kyler Murray salió lesionado para los Cardinals (luego regresó pero su esfuerzo no resultó). Wolford tuvo un meritorio estreno en la liga pero la ofensiva no consiguió anotar ningún touchdown, sí lo hizo la defensiva que anotó más puntos que toda la ofensiva de Cards. En el último partido con implicaciones en postemporada Tennessee consiguió vencer la AFC Sur en un partido dramático y llenó de emoción, el discurso de JJ Watt de la semana pasada motivó a unos Houston Texans que dieron pelea hasta el último segundo y estuvieron a punto de amargar la fiesta a un rival divisional. Deshaun Watson se alineó con Brandin Cooks para volver a dejar en evidencia la defensiva de Titans pero no pudieron frenar a Derrick Henry que se convirtió en el octavo jugador en la historia en superar las 2.000 yardas en una temporada. El marcador estaba igualado con 18 segundos por jugar pero Tannehill lanzó una bomba de 52 yardas para A.J. Brown para dejar en posición al novato Sam Sloman, su conversión tocó el palo antes de ser entrar exitosamente y dar la victoria y el título divisional a su franquicia. 

La franja cerró con varios partidos sin implicaciones para playoffs, los Chiefs ya tenían amarrada la primera siembra de la AFC y reservó a todos sus titulares y estrellas. Darwin Thompson anotó dos touchdowns y Kansas City por momento dio pelea pero acabaron siendo superados, el novato Justin Herbert lanzó tres touchdowns elevando el récord a 31 y dando la victoria a Los Angeles Chargers para cerrar la temporada. El otro duelo enfrentó a dos rivales eliminados que dieron un espectáculo ofensivo sin nada que perder. Las Vegas cayó de la pelea por playoffs semanas atrás y demostraron el motivo perdiendo cuatro balones, con todo consiguieron la victoria con los aportes de Josh Jacobs y especialmente Darren Waller, los Raiders se arriesgaron al final del partido con una conversión de dos puntos para la victoria. Los Denver Broncos anotaron el touchdown más largo de la temporada cuando el novato Jerry Jeudy se escapó 92 yardas, el pateador Brandon McManus también intentó historia con intentos de goles de campo de 70 y 63 yardas (este último por la victoria) pero ambos fueron bloqueados por Maxx Crosby. El partido pese a no suponer nada acabó en una pelea.

Cerró la temporada regular el "Sunday Night Football" con el último partido -el número 256 de la temporada- que decidía el campeón de la NFC Este. Washington dependía de sí mismos y no falló, en el primer cuarto ya vencía 10-0, Jalen Hurts con dos carreras remontó para los Eagles pero acabó en el banquillo por Nate Sudfeld. Para el WFT la defensiva volvió a ser la base de un equipo que pese a su récord perdedor de 7-9 fue campeón divisional y estará en playoffs. En Philadelphia surgen muchos interrogantes para la postemporada como decidir si el titular es Carson Wentz o el novato Jalen Hurts, la noticia fue que el receptor J.J. Arcega-Whiteside fue el líder recibiendo de Philly, el español estaba condenado al ostracismo pero ayer atrapó dos pases para 40 yardas y una de las recepciones fue de los momentos más destacados del partido al asegurar el balón pese a la cerrada cobertura del defensivo. Esperemos que en 2021 tenga más protagonismo para demostrar su valía.

Tras todos los resultados y finalizar la temporada regular, así queda definido el cuadro de playoffs. Ya la próxima semana comenzará con los partidos de la ronda de comodines (Wild Card).


 

Copyright © 2011 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved