Home » » Los Buccaneers vencen a los Chiefs en el Super Bowl LV, séptimo anillo de Tom Brady

Los Buccaneers vencen a los Chiefs en el Super Bowl LV, séptimo anillo de Tom Brady

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on martes, 9 de febrero de 2021 | 0:58

Los Tampa Bay Buccaneers vencieron el Super Bowl LV por 31-9 en una dominante actuación sobre los Kansas City Chiefs, defensores del campeonato. Los Bucs se convirtieron en el primer equipo en jugar y además ganar la final de la NFL como anfitriones en su estadio, el Raymond James Stadium que contó con The Weeknd como artista del espectáculo del descanso y que se gastó 7 millones de dólares de su propio dinero para la ceremonia. Los reflectores se centraron en el séptimo anillo de Tom Brady, tiene más que todas las franquicias de la liga, pero la defensiva también fue protagonista limitando a Patrick Mahomes y su intimidante ofensiva sin touchdowns. Fue la primera Super Bowl disputada tras la erupción de la pandemia del coronavirus y contó con un enorme despliegue mediático con 120 cámaras, entre las que se incluyen dos de las famosas Sony Venice. El evento fue seguido por todo el mundo y la cotización de un anuncio de 30 segundos alcanzó los 5,5 millones de dólares. Tom Brady fue nombrado como el Jugador Más Valioso (MVP) del Super Bowl.

En la primera parte Tom Brady encontró en la zona de anotación a su leal compañero Rob Gronkowski en dos ocasiones mientras que la ofensiva de Chiefs solo consiguió dos goles de campo. Bruce Arians se arriesgó en cuarta oportunidad para gol desde la yarda 1 pero perdieron el balón por intentos, olvidaron esos puntos cuando en la última jugada del partido Brady conectó con Antonio Brown para aumentar la ventaja. Ambas defensivas fueron clave pero la unidad de los Chiefs cometió castigos que los Bucs castigaron con anotaciones. La segunda parte comenzó con un gol de campo de los Chiefs que invitaba a la esperanza de la remontada pero la defensiva no permitió más puntos consiguiendo dos intercepciones y dos paradas por intentos; la ofensiva aprovechó para asegurar la victoria con un touchdown de Fournette y un gol de campo. 

La Super Bowl LV era el primer enfrentamiento entre dos quarterbacks vencedores del MVP de la liga y del Super Bowl, además los dos últimos vencedores del Trofeo Lombardi. Un duelo generacional entre Tom Brady, el mejor jugador de la historia, y Patrick Mahomes, la nueva estrella de la liga. Se pronosticaba un partido de muchos puntos y alternativas, pero al descanso ya parecía decidido. A continuación las claves del partido.

TOM BRADY: EL MEJOR VENCEDOR
El veterano quarterback en su décima presencia en un Super Bowl consiguió su séptimo anillo superando a todas las ligas de la franquicia y su quinto premio como MVP de la final. En el último capítulo de su legendaria carrera, el mejor de todos los tiempos (Greatest Of All Time, G.O.A.T.) completó 21 de 29 pases para 201 yardas y tres touchdowns. Muchos pensaron que iba a Tampa Bay para retirarse pero le ha dado cultura vencedora a la franquicia, además reclutó a dos compañeros en los Patriots que fueron claves durante el domingo: su objetivo preferido Rob Gronkowski que regresó del retiro y el polémico Antonio Brown en su última oportunidad en la NFL. Gronk con dos y AB con otro fueron los receptores de los pases de touchdown. El receptor Chris Godwin le cedió el número 12 y Tom Brady le prometió un anillo, lo cumplió. Durante toda la semana mensajeó a sus compañeros con un simple pero directo "ganaremos" ("we will win") contagiando la mentalidad vencedora. A sus 43 años continúa hambriento y aseguró que el año que viene regresaría a por otro Lombardi.

LA DEFENSA DE BUCS FUE PROTAGONISTA
Los focos se centraron en Tom Brady, y lo merece por su enorme logro, pero el progatonista de la victoria fue Todd Bowles y su unidad defensiva. En la semana 12 fueron arrollados por los Chiefs y especialmente Tyreek Hill, sin embargo el veloz receptor no fue protagonista durante el Super Bowl. Limitaron los balones largos y presionaron a Mahomes durante todo el partido, aunque solo sumaron tres capturas, en una dominante actuación de su frente defensivo. Aseguraron la victoria cuando los Chiefs buscaban la remontada con dos paradas por intentos y dos intercepciones, la última por Devin White en la zona de anotación que dio inicio a los festejos. Los Chiefs intimidaron a la liga en los dos últimos años por su explosiva ofensiva, sin embargo los Bucs de Todd Bowles no permitieron ningún touchdown. Un meritorio trabajo que valió un anillo.

LA CLAVE DE LAS TRINCHERAS
El fútbol americano es un deporte de centímetros que se ganan en las trincheras y ahí los Bucs también dominaron con contundencia. Las líneas ofensivas fueron una de las claves del partido y volvieron a mostrar su importancia en el juego. Mientras Brady estuvo protegido para lanzar sus pases, Mahomes tuvo que correr por su vida durante todo el partido. La diferencia de presiones fue de 29 a 4, la mayor en la historia del Super Bowl. El frente defensivo de los Bucs presionó a Mahomes en el 32,7% de sus saques aprovechando la parcheada línea ofensiva de los Chiefs por las lesiones, acabó lanzando dos intercepciones.

EL CAMPEONATO SE GANA EN ENERO
El Super Bowl fue otro recordatorio de que el campeón de la NFL se decide en enero, lo hicieron los Patriots durante años en su dinastía y Brady repitió la fórmula en Tampa. Ganaron sus últimos cuatro partidos del calendario ante rivales débiles y en postemporada vencieron tres partidos como visitantes para levantar el Lombardi en su estadio. En la Ronda Divisional vencieron a los Saints, su rival divisional que le venció en los dos enfrentamientos de la temproada regular, mientras que en el Super Bowl superaron a los Chiefs consiguiendo la revancha de la derrota en la Semana 12. Los partidos que cuentan son en enero, donde se deciden los campeones, buena prueba de ellos son los Chiefs que intimidaron a la liga durante todo el año o los Steelers que fueron el único equipo invicto con récord 11-0. Los jugadores son otra demostración, Tom Brady cometió errores durante la temporada regular pero en playoffs mostró su mejor versión, la defensiva también mejoró hasta ser dominante, y jugadores como Gronk, AB o Leonard Fournette, que eran descartes o retirados del juego, han sido protagonistas durante toda la postemporada.

PATRICK MAHOMES: SOLO ANTE EL PELIGRO
Nadie discute que Mahomes es un quarterback élite y la estrella del presente y futuro de la liga, sin embargo no fue suficiente durante el domingo. Estuvo presionado todo el partido corriendo por su vida y haciendo lanzamientos imposibles (como el de la imagen), hizo todo su esfuerzo pero no alcanzó. El dato que ejemplifica su lucha es que corrió 497 yardas para lanzar el balón, estuvo solo en el gran partido de la temporada. La línea ofensiva fue incapaz de protegerle debido a las ausencias por lesiones que obligaron a iniciar a dos suplentes en los tackles, en el lado izquierdo (la importante zona ciega para los quarterback diestros) fue un desastre con Mike Remmers que se vio superado todo el partido. Incluso con todos los problemas, Mahomes fue capaz de lanzar el balón pero tampoco contó con la ayuda de sus receptores. Solo Travis Kelce mostró unas manos seguras mientras el cuerpo de receptores dejaba caer balones y el llamado de jugadas no fue favorable.

LOS CASTIGOS DE LA DEFENSIVA DE KANSAS CITY
Los problemas de la ofensiva de multiplicaron del lado defensivo. Comenzaron el partido con una buena actuación, incluso frenaron a los Bucs en cuarta oportunidad desde la yarda 1, sin embargo desde ahí fue una cuesta abajo marcada por numerosos errores. Los castigos fueron claves desde la primera parte hundiendo a los Chiefs en un agüjero del que no se pudieron recuperar, se convirtieron en el equipo con la mayor cantidad de yardas por penalización en contra de esta temporada con 8 bandeas paa 95 yardas, acabaron el partido con 11 castigos para 120 yardas. Lo peor es que varios de esos castigos dieron vida a los Bucs que castigaron los errores con anotaciones. Perdiendo 3-7 a mediados del segundo cuarto, los castigos revirtieron una interceptión de Mathieu en tercera oportunidad y más tarde anularon el gol de campo de los Bucs, en la siguiente jugada Tom Brady lanzó el segundo touchdown a Gronk. Con apenas segundos por jugar antes deld escanso, un DPI de 34 yardas puso en posición a los Bucs para el touchdown a Antonio Brown. 

LA PREMATURA DINASTÍA DE LOS CHIEFS 
Incluso antes del partidos se hablaba de la nueva dinastía de los Chiefs, una predición demasiado anticipada. Es cierto que eran los defensores del campeonato, que Mahomes es la estrella de la liga y Andy Reid uno de los mejores HC, e incluso que tienen una intimidante ofensiva llena de playmakers, pero nada de eso asegura los títulos. Las 32 franquicias de la liga desean el campeonato más que nadie y nada está garantizado, la épica conquista del año pasado y el dominante récord de esta temporada han colocado con agumentos a los Chiefs como favoritos, pero vencer el Super Bowl requiere de trabajo. Su derrota no implica ni se puede traducir como un fracaso, los Chiefs siguen siendo una de las mejores franquicias de la liga y de seguro la próxima temporada volverán a ser contendientes y estarán en la cima del power ranking. Sin embargo construir una dinastía requiere de tiempo y éxitos, tras su sumisa derrota en el Super Bowl LV es buen momento para reconocer y poner en valor la dinastía de los Patriots con Bill Belichick y Tom Brady (aprovecho para anunciar mi artículo sobre esa comparación), y también la de Tom Brady como individuo en solitario.

Share this article :

+ comentarios + 2 comentarios

25 de marzo de 2021, 11:36

I like reading posts from this site because I always find them informative.
friv games
friv

Publicar un comentario

 

Copyright © 2011 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved