Home » , » Bayern Múnich 2-3 Manchester City (Jornada 6 Champions, 10 Diciembre 2013)

Bayern Múnich 2-3 Manchester City (Jornada 6 Champions, 10 Diciembre 2013)

Written By Ivan Ger on martes, 10 de diciembre de 2013 | 23:44

Si este partido prometía ser el más interesante de la última jornada de grupos debido a la talla de sus contendientes, ha cumplido desde luego todas y cada una de las expectativas depositadas en él de manera ejemplar.

PARTIDAZO con mayúsculas el que nos han regalado el actual líder de la Bundesliga y el cuarto clasificado de la Premier League, remontada inverosímil incluida (el resultado al cuarto de hora de partido era de 2-0 favorable a los bávaros).

En un principio, el partido no iba a ser sumamente intenso, debido a que ambos equipos partían ya como clasificados, y el City necesitaba ganar por 3 o más goles para pasar como primero de grupo, ardua tarea si tenemos en cuenta que el partido se disputaba en casa del actual campeón; el Bayern de Munich. Robben, por lesión, y Toure Yayá, por sanción causaban baja para este partido arbitrado por el colegiado español Fernández Borbalán.

Previamente al saque inicial, se efectuó un pequeño homenaje a Nelson Mandela, fallecido el pasado jueves. Ambos equipos formaron indistintamente portando una pancarta que rezaba “Madiba, the world will never forget”.

Después de este merecido recuerdo, la bola comenzó a rodar. El partido empezó con un claro dominio del Bayern, que mediante su triángulo Thiago-Götze-Kroos manejaba el juego a su antojo; y una sensación de despiste en el City, ejemplificada en la jugada que casi acaba en gol en propia meta de Lescott (min. 3). 

Tanta era la superioridad muniquesa, que cuando corría el minuto cinco, un balón cruzado de Dante desde su campo pillaba desprevenida a la defensa del City, dejando solo a Müller (tanto que el jugador parte en offside), que se limita solamente a controlar con el pecho y batir con un golpe raso a Hart (3 goles en 6 partidos Champions). Apenas dos minutos más tarde, Dante provocaba una nueva ocasión rematando una falta botada por Ribéry desde la derecha y, en el minuto 12, llegaba el nuevo mazazo alemán: una falta de coordinación en la defensa del City permite que el balón quede muerto en los pies de Götze a la salida de un córner, que solo tiene que evitar la figura de Hart para introducir la pelota en el fondo de las mallas. Ni siquiera alcanzado el minuto 15, el campeón había demostrado quién mandaba en el verde. O al menos, eso parecía. 

Decimos que parecía porque, en 5 minutos de efervescencia, el equipo del Manchester generaba una ocasión de gol clara para Fernandinho (min. 25), y la jugada que a la postre significaría el primer tanto de la escuadra citizen: un balón colgado por Navas desde la derecha, Milner que arriba al segundo palo y remata para dejar la pelota muerta en el borde del área pequeña, borde donde aparece Silva para fusilar a Neuer sin apenas oposición. A pesar de este gol, no parecía que fuera a incidir mucho en el resultado, debido a que el Bayern recuperaría el control del juego y de las ocasiones hasta el final de la primera parte (un tanto accidentado, con 3 amarillas para Dante, Dzeko y Milner, de hecho supone la sanción de un partido para este último, por lo que se perderá la ida de los Octavos de final).

La segunda mitad comenzó con imprecisiones en ambos bandos, aún así, se podía entrever que el City quería tomar la iniciativa en pro de buscar el gol del empate, pero no parecía que fuera a conseguirlo debido a que apenas inquietaba la meta alemana.

No lo parecía pero, caprichoso el deporte rey, en el minuto 58 se encontraría con un penalti inexistente de Dante sobre Milner que se encargaría de transformar Kolarov (capitán en ausencia de Kompany y Touré). Lo que podría haber significado la segunda amarilla para Milner por tirarse en el área, supuso el gol del empate (ironías de la vida). En este punto, se podía decir que el partido volvía a nacer. Pero volvía a nacer con cierta ventaja para el City, puesto que su ritmo y mentalidad eran superiores en esta fase del partido.

De hecho, cinco minutos después (min. 63) llegaba el gol que culminaba la remontada: un nuevo centro de Navas (que volvió loco a Alaba durante todo el encuentro) al segundo poste era aprovechado por Milner (sí, se podría decir que expulsado no habría podido meter el gol) que, con un golpeo exquisito con el interior al más puro estilo Thierry Henry, batía a Neuer. Hasta este partido, el Bayern había encajado 3 goles (en 5 encuentros disputados). Hoy, había encajado 3 más.

El resultado permanecería estable hasta el final del partido, cerrando así la increíble remontada del equipo de Manchester. Quizá más por demérito del conjunto de Guardiola que por mérito del equipo dirigido por Pellegrini pero, al fin y al cabo, en máxima competición europea, y teniendo enfrente a un equipo inglés, el minimizar errores se convierte en una prioridad. Que se lo digan sino al campeón.
Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved