Home » » Notas de la Semana 14 de la NFL

Notas de la Semana 14 de la NFL

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on martes, 15 de diciembre de 2020 | 13:00

Stephen B. Morton / AP
La liga comienza a definir su cuadro de playoffs con solo tres semanas por jugar. Los Chiefs vencieron la AFC Oeste por quinto año consecutivo, Steelers aseguró plaza en playoff incluso antes de jugar (y menos mal porque pasó de ser invicto a tener dos derrotas consecutivas tras perder con Bills en el SNF) y los Packers vencieron la NFC Norte y además se aprovecharon de la derrota de Saints para tener la primera siembra de playoffs en la Conferencia Nacional. En el protagonista de la semana tenemos que destacar a Haason Reddick que estableció un récord de franquicia para Arizona Cardinals con cinco capturas, en la ofensiva Aaron Rodgers volvió a tener un partido sin errores lanzando para 290 yardas y tres touchdowns además de anotar otro por tierra, Russell Wilson se aprovechó de la debilidad de Jets para lanzar cuatro touchdowns mientras que los discutidos Drew Lock y Mitch Trubisky tuvieron grandes números y el novato Jalen Hurts sorprendió en su primer partido como titular con una victoria sobre Saints. El juego terrestre fue clave en las victorias de esta semana que comenzó con Cam Akers corriendo para 171 yardas y durante el domingo con Miles Sanders y Jonathan Taylor con partidos de más de 100 yardas de carrera y dos touchdowns; aunque el rey sigue siendo Derrick Henry. Participó en la paliza de Titans sobre Jaguars con 26 acarreos para 215 yardas y dos touchdowns con un increíble promedio de 8.3 yardas por intento al tiempo que establecía un récord de la liga convirtiéndose en el único jugador en la historia de la NFL con cuatro partidos con al menos 200 yardas y dos touchdowns terrestres en su carrera. Atrás queda el empate con Jim Brown, Barry Sanders y LaDainian Tomlinson, corredores leyenda de la liga y todos con chaqueta dorada del Salón de la Fama. El rey Henry va camino de su segundo premio como líder en carrera de la liga y de superar la producción del año pasado, la camiseta 22 de Tennessee está mejorando y domina la liga por tierra.

Comenzó la Semana 14 con una revancha del Super Bowl LIII durante el "Thursay Night Football", dos años después la situación se revirtió y los Rams le aplicaron una paliza a los Patriots. El novato Cam Akers fue decisivo en la victoria con 171 yardas por tierra más 23 por aire mientras que Jared Goff anotó un touchdown por tierra y lanzó otro para Cooper Kupp. La defensiva de Los Angeles tuvo una gran actuación con seis capturas a los dos quarterbacks de Pats y una intercepción de Kenny Young que devolvió 79 yardas para touchdown. New England venía de anotar 45 puntos en el SoFi Stadium ante Los Angeles Chargers pero solo consiguieron 3 en el mismo estadio pero ante los Rams, Cam Newton apenas lanzó para 119 yardas y una intercepción y acabó sienso sustituido por Jarrett Stidham en el último cuarto. 

El domingo comenzó con un duelo divisional en la pobre NFC Este entre dos franquicias con pésima temporada y lesiones por medio, destacando a Dak Prescott y Joe Burrow los quarterbacks titulares. Los Bengals tuvieron balones sueltos en sus tres primeras series, uno de ellos retornado a touchdown, y los Cowboys aprovecharon los errores para ponerse 17-7 arriba al descanso. Andy Dalton fue eficiente en su regreso a Cincinnati, no cometió errores y lanzó dos touchdowns; situación diferente a la de Bengals cuya ofensiva sin el novato Joe Burrow no consigue funcionar. Dallas consiguió una victoria que le deja con oportunidad de luchar la división y clasificar a playoffs pero la realidad es que están muy limitados.

Los Tampa Bay Buccanners regresaron de la semana de descanso con la energía suficiente para conseguir vencer tras derrotas ante contendientes. Los Vikings se adelantaron en un touchdown de su mejro arma, Dalvin Cook, pero el juego aéreo de los Bucs revirtió la situación con 17 puntos en el segundo cuarto. Todo comenzó con un pase largo de 48 yardas a Scotty Miller probando que Tom Brady sigue pudiendo lanzar en jugadas largas. El pateador Ryan Succop falló un punto extra pero su homólogo Dan Bailey tuvo una desastrosa tarde con tres goles de campo y un punto extra fallados que condenó a Minnesota. Además la secundaria limitó a los receptores estrellas Adam Thielen y el novato Justin Jefferson a apenas 39 yardas cada uno.

Teennessee tuvo una cómoda victoria en Jacksonville con una brillante exhibición de sus dos jugadores más importantes. Por tierra Derrick Henry volvió a ser imparable y al descanso ya llevaba 170 yardas y un touchdown, acabó el partido con 215 yardas y dos touchdowns; por aire AJ Brown tuvo una recepción espectacular a una mano y además produjo 112 yardas con sus atrapadas. Los Jaguars venían de ser competitivos en las últimas semanas pero la ausecia de talento se hace notar, Mike Glennon fue el quarterback titular pero más tarde fue sustituido por Gardner Minshew II que cerró el partido lanzando un TD.

Los Broncos ganaron un igualado partido con un sólido encuentro de Drew Lock lanzando cuatro touchdowns, dos de ellos al novato KJ Hamler, y limitando sus pérdidas a solo un balón suelto. Denver comenzó el partido arriba con un retorno de touchdown de 83 yardas en una patada de despeje por Diontae Spencer, además la defensiva fue agresiva con cuatro capturas y limitando al rival. Los Carolina Panthers no consiguieron establecer su juego ofensivo que volvó a contar con la ausencia de su estrella Christian McCaffrey, pese a ello el juego de carrera fue eficiente pero no alcanzó en la séptima derrota en los último ocho juegos.

Chicago regresó a las victorias con una paliza y una gran actuación del discutido Trubisky, que se aprovechó de la debilidad de la defensiva rival para 267 yardas y tres touchdowns. El juego de carrera ayudó especialmente con David Montgomery que en la primera jugada corrió 80 yardas para touchdown. Deshaun Watson tuvo un difícil partido ante la defensiva de los Bears siendo capturado en siete ocasiones incluyendo un safety de Khalil Mack. Los Houston Texans volvieron a notar la falta de talento, tuvieron que inciiar con varios jugadores fuera de posición y la línea fue incapaz de proteger a su estrella.

Los Kansas City Chiefs consiguieron el título divisional de la AFC Oeste en el mismo estadio donde conquistaron el pasado Super Bowl LIV. No fue una victoria fácil con un Patrick Mahomes que fue interceptado en tres ocasiones y capturado para una pérdida de 30 yardas, además Mecole Hardman tuvo un balón suelto. Pero los defensores del título son demasiados potentes para perder, Tyreek Hill tuvo dos touchdowns, uno por tierra y otro por aire, el ala cerrada Travis Kelce volvió a ser el líder recibiendo con 136 yardas y un touchdown, mientras que el veloz Mecole Hardman compensó su balón suelto con un retorno para touchdown de 67 yardas tras una patada de despeje. Los Miami Dolphins lucieron más competitivos de lo previsto e incluso iniciaron el partido 10-0 arriba, Tua Tagovailoa tuvo un partido propio de un novato con buenas estadísticas lanzando para 316 yardas y dos touchdowns además de correr para 24 yardas y un touchdown pero también tuvo errores con una intercepción y siendo capturado por Chris Jones para safety. La ofensiva contó con muchas ausencias por lesión y el ala cerrada Mike Gesicki capturó los dos pases de touchdown.

Otra semana con un duelo entre equipos de la peor división de la liga, la NFC Este, y la división más igualada, la NFC Oeste, aunque en esta ocasión sin sorpresas tras una paliza de los Cardinals que estuvo a punto de blanquear a su rival. La ofensiva fue eficiente con un Kyler Murray para 244 yardas y un touchdowns además de sumar 47 por tierra, el juego terrestre estuvo liderado por Kenyan Drake con 80 yardas y un touchdown mientras que el receptor DeAndre Hopkins fue el objetivo más buscado y produjo 136 yardas, sin embargo el único touchdown por aire del partido fue para el ala cerrada Dan Arnold que se elevó atrapando un pase que aprecía fuera del campo. Arizona consiguió su segunda victoria en los últimos seis partidos con una sólida actuación de Mike Nugent, el pateador del equipo de prácticas anotó cuatro goles de campo, y de una defensiva que sumó ocho capturas, cinco de ellas por Haason Reddick que estableció un récord de franquicia. La ofensiva de New York Giants no consiguió avanzar pese al regreso de Daniel Jones que en su primera serie tuvo un balón suelto, uno de los tres que tuvo su equipo, y el reemplazo Colt McCoy también lució débil.

En la franja de la tarde jugaron los otros dos equipos de la NFC Este que apretaron la pelea divisional con la victoria. Los Eagles dieron la sorpresa de la semana con una victoria sobre Saints en el primer partido como titular de Jalen Hurts. El novato reemplazó a Carson Wentz y le dió la chispa necesaria para ser más productivos, apenas lanzó para 167 yardas y un touchdown pero fue una doble amenaza corriendo para 106 yardas, junto con Miles Sanders que corrió para 115 yardas y dos touchdowns, Philadelhpia dominó el partido con el juego terrestre. Para los Saints fue un difícil partido para Taysom Hill, que hasta la lesión de Slay no fue productivo por aire, acabó el partido con 291 yardas, dos touchdowns y una intercepción, fue capturado cinco veces y solo corrió para 33 yardas. Alvin Kamara fue limitado a menos de 100 yardas combinadas y el pateador Lutz falló dos goles de campo. New Orleans cortó su racha de ocho victorias consecutivas y con la derrota pierden la primera siembra de la Conferencia Nacional a favor de los Green Bay Packers.

El líder de la división es Washington que se está mostrando muy sólido en el final de temporada, le vencieron a los 49ers con otra exhibición de su unidad defensiva. Alex Smith fue interceptado y salió lesionado lo que supuso el regreso de Dwayne Haskins Jr. pero el juego aéreo apenas se combinó para la escasa cifra de 95 yardas, con todo consiguieron vencer para ser líderes de la NFC Este. La clave volvió a ser la solidez defensiva que capturó cuatro veces a Nick Mullens y consiguió dos touchdowns defensivos: primero el novato Chase Young con un retorno de un balón suelto y más tarde Kamren Curl regresando una intercepción por 76 yardas hasta touchdown. Los Niners siguen extrañando a Jimmy Garoppolo, no pudieron contar con Deebo Samuel por lesión y el juego de carrera sigue sin establecerse. Además San Francisco jugó en Arizona como local por segunda semana debido a las restricciones por coronavirus en el condado de Santa Clara.

Seattle sigue luchando el liderato de la NFC Oeste tras una victoria por paliza aprovechándose de la debilidad de unos Jets que siguen sin vencer en todo el año. El juego de carrera fue sólido entre Chris Carson y Carlos Hyde lo que permitió un cómodo partido para Russell Wilson que lanzó para 206 yardas y cuatro touchdowns aunque fue interceptado en una ocasión. Al descanso los Seahawks vencían 3-23 y la ventaja se alargó más al final del tercer cuarto con el 3-37 en el marcador, Wilson fue a descansar y entró Geno Smith que aseguró la victoria contra su ex equipo. Para New York fue otro partido donde demostró su falta de competitividad y apenas consiguieron anotar con un gol de campo en un partido donde falló el juego de pase y el de carrera.

Los Colts siguen presentando su candidatura a playoffs tras una gran victoria sobre los Raiders en un partido donde todas las unidades fueron dominantes. Philip Rivers lanzó paa 244 yardas y dos touchdowns, ambos para TY Hilton en el que fue el mejor partido de su conexión para 86 yardas; además en el juego de carrera el novato Jonathan Taylor tuvo el partido de su confirmación con 150 yardas y 2 touchdowns. Para compeltar la exhibición la defensiva interceptó a Derek Carr en dos ocasiones, la primera por Kenny Moore en la zona de anotación con una atrapada del año y después Khari Willis que retornó 50 yardas a touchdown. Indianapolis confirmó su peligro de cara a postemporada mientras que Las Vegas han perdido tres de los últimos cuatro encuentros (solo le ganaron a los débiles Jets) y pierden su etiqueta de contendiente. 

Falcons y Chargers se caracterizan por una temporada llena de errores y no saber vencer partidos cerrados y su enfrentamiento fue un ejemplo del por qué. Atlanta no contó con varios titulares entre los que se encontraba el receptor estrella Julio Jones, en su ausencia Calvin Ridley produjo 124 yardas y un touchdown mientras que Russell Gage tuvo 82 yardas en recepciones y además completó un pase de 39 yardas para touchdown, ellos dos fueron la única actividad ofensiva de Atlanta por aire. Matt Ryan lanzó tres intercepciones, dos en sus últimas series, mientras que el novato Justin Herbert lanzó otra intercepción antes de completar pases de 15 yardas a Hunter Henry y 25 yardas a Tyron Johnson para entrar en posición de patear el gol de campo. Los Angeles, que hicieron el ridículo antes del descanso porque su ofensiva no salía del campo para que los equipos especiales intentarán el gol de campo, consiguieron la victoria con un gol de campo de Badgley sin tiempo en el reloj. Austin Eker fue el gran líder de su equipo con 79 yardas por tierra y 67 por aire.

Los Packers vencieron en Detroit y se aseguraron ser líderes en la NFC Norte y en consecuente un lugar de playoffs, además con la derrota de Saints consiguen el primer lugar de la NFC. Aaron Rodgers en su lucha por el premio a Jugador Más Valioso (MVP) volvió a tener un partido extraordinario sin cometer errores, completó 26 de 33 pases para 290 yardas y tres touchdowns sin intercepciones, además añadió otro por tierra. Davante Adams volvió a tener un partido productivo con 115 yardas y un touchdown, los otros touchdowns fueron para Marquez Valdes-Scantling y Robert Tonyan. Los Lions dieron pelea pero no pudieron contener a Rodgers con una secundaria limitada por lesiones, Matthew Stafford lanzó para 244 yardas y un touchdown y fue capturado en cuatro ocasiones, precisamente un golpe en el último cuarto le sacó del partido por lesión en la costilla, el sutituto Chase Daniel buscó la remontada heroica pero no consiguieron recuperar la patada corta. Green Bay suma su tercera victoria en fila para conquistar su segundo campeonato divisional consecutivo.

Cerró el domingo con un auténtico partidazo digno de postemporada en el "Sunday Night Football". Los Steelers, luego de iniciar con récord de 11-0 y ser el único equipo invicto en la liga, sufrió su segunda derrota consecutiva y pierden el liderato de la conferencia a favor de los defensores Kansas City Chiefs, pese a ello consiguieron asegurarse una plaza para playoffs incluso antes de jugar curiosamente por la victoria de los Chiefs sobre Miami Dolphins. Pittsburgh no tuvo juego terrestre y la ofensiva fue limitada por el alto nivel de la unidad defensiva de Buffalo, Big Ben lanzó dos intercepciones y además los drops volvieron a ser un problema por parte de los receptores. Los Bills están en racha con seis victorias en siete partidos mostrando un buen nivel de fútbol americano, Josh Allen fue interceptado en una ocasión pero lanzó dos touchdowns en el tercer cuarto en un lapso menor a los cinco minutos, Stefon Diggs tuvo otro extraordinario partido con 130 yardas y un touchdown. La defensiva mostró un buen nivel limitando a su rival y además anotó un touchdown por medio de Taron Johnson que regresó una intercepción para touchdown de 51 yardas.

La semana se completó con un intenso duelo divisional de la AFC Norte con lucha para playoffs en el "Monday Night Football" entre los dos equipos con mejor juego terrestre. Se notó y todas las anotaciones hasta el último cuarto fueron por tierra en un auténtico partidazo con aire a postemporada, en total nuevo touchdowns por vía terrestre. Baker Mayfield tuvo un sólido partido lanzando para 343 yardas y dos touchdowns además de sumar otro por tierra, pero su error lanzando una intercepción dentro de su propia zona roja dejó en bandeja el touchdown al novato J.K. Dobbins. Cleveland aprovechó la ausencia de Lamar Jackson, salió por lesión, para recuperar la desventaja de 14 puntos puntos y ponerse en ventaja; Trace McSorley solo completó un pase para avanzar en tercera oportunidad y Lamar regresó al partido para conectar con Marquise Brown en un touchdown de 44 yardas. Con el partido empatado Lamar Jackson, que corrió para 124 yardas y dos touchdowns, venció el partido por aire conectando principalmente con su ala cerrada Mark Andrews y dejando en rango de gol de campo a Baltimore, seguidamente Justin Tucker conectó el gol de campo de 55 yardas para conseguir la victoria. Los Browns intentaron el milagro en la última jugada con pases laterales pero acabó en safety, una anotación que solo sirvió para hacer daño a los apostadores pues Ravens estaban favoritos por tres puntos y finalmente vencieron por cinco con el safety final. Los Browns mejoraron con respecto al primer duelo contra su rival divisional donde salieron derrotados por paliza pero, salvo la victoria con Titans, siguen sin dar garantías de cara a postemporada; ahora los Ravens mostraron su mejor imagen a la ofensiva para asegurar una victoria que les mantiene en la lucha por playoffs.

Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2011 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved