Home » , » Vuelve el '¡vamos Rafa!'

Vuelve el '¡vamos Rafa!'

Written By Isabel Aguilar on jueves, 7 de febrero de 2013 | 19:27


Este miércoles, 6 de febrero de 2013, Rafael Nadal volvió a sentirse tenista. El balear venció al argentino Federico Delbonis en el primer partido individual que disputaba después de 223 días apartado de las pistas por lesión.

Rafa ya había cogido la raqueta en el cuadro de dobles, formando pareja con su colega y amigo Juan Mónaco. El choque de dobles, saldado con victoria, era una toma de contacto, un mero ejercicio de reconocimiento del terreno antes de pasar a la acción. Como James Bond cuando se enfunda el smoking y pide el Martini mezclado, no agitado, para entrar en calor y tantear al enemigo.

Nadal empezó fallón, dos juegos abajo a las primeras de cambio en el partido frente a Delbonis disputado en Viña del Mar (Chile). Pero Rafa, que estrenaba zapatillas (las Nike Courtballistec con amortiguación especial para sus maltrechas rodillas), raqueta (la nueva Aeropro Drive de Babolat) y, en cierto modo, cuerpo y mente, supo reponerse hasta rubricar un marcador inapelable a su favor (6-3; 6-2), con puntos made in Rafa. Eso es lo que le ha dado confianza, más allá de la victoria. También nos la ha dado a nosotros, los espectadores. 223 días son muchos sin ver jugar al mejor tenista sobre tierra de la historia. 223 días son muchos sin ver jugar al mejor tenista español de la historia. 223 días de ausencia se han hecho demasiado largos.
Rafael Nadal, en Viña del Mar (Chile)

Pase lo que pase en el resto del torneo de Viña del Mar, una reaparición siempre es dura. Rafa ha saltado a las pistas con hambre, pero con prudencia. Se le nota al mallorquín que está cauteloso, buscando sensaciones, probándose a sí mismo. La lesión de Nadal (en el tendón rotuliano de la rodilla izquierda) cambia las prioridades en su juego y todos lo saben. «Necesito tiempo», es su nuevo lema. «Ser feliz jugando al tenis», es la meta primordial. Los títulos y la conquista de su territorio pueden esperar. Ése es el mensaje que transmite el jugador y el propio entorno del manacorí.

La arcilla de París sobrevuela en cada rueda de prensa, en cada entrenamiento y en cada partido. Rafa lo sabe, pero se mantiene en sus trece: «Llegar favorito o no a Roland Garros no importa, lo que me importa es haber podido jugar todas las semanas que haya querido hasta entonces». Nadal quiere rodaje, quiere una puesta a punto perfecta. Pero no se amilana: «No necesito ser favorito para ganar».

Casi 400 periodistas acreditados para informar de la vuelta de Nadal y toda una legión de aficionados a lo largo y ancho del planeta han visto cumplidas sus expectativas. Rafa volvió a cerrar el puño y, con su habitual humildad, declaró poco después que este esperado retorno ha sido algo «bonito y emocionante» para él.

Hace unas semanas, grandes nombres de la raqueta opinaban sobre el regreso de Nadal.  Mats Wilander o André Agassi manifestaban ante los medios serias dudas respecto al tenis del español en su reaparición. «Los jugadores pierden respeto por el nivel» de un tenista tras un parón tan prolongado como el que ha sufrido Rafa. Agassi habla con conocimiento de causa, pues el americano sufrió un bajón de juego a finales de los años 90, lo que no le impidió poco después volver con fuerza a los primeros puestos del ranking.

Las dudas sobre el estado de forma del ex número uno entran dentro de lo esperado. Pero no hay que olvidar, aún a riesgo de pecar de chovinismo, que Nadal forma parte de la historia del tenis por algo más que por sus tics en pista y sus coloridas camisetas. Incluso se ha atrevido el balear, habitualmente modesto en sus declaraciones, a advertir al personal: «He estado ocho años consecutivos siendo primero o segundo mundial, espero que en siete meses no se me haya olvidado cómo se juega al tenis». Rafa tiene 26 años y, pese a su tenis físicamente intenso, asegura que aún le quedan años por delante. «No es quizás el momento de enterrarme». Palabras mayores si salen de la boca del español.

Está claro que Nadal no está al cien por cien. Hasta el más largo de los viajes comienza con un primer paso y la reaparición con victoria en Chile es esa primera zancada que necesitaba la actual quinta raqueta del mundo para reivindicarse. Rafa is back.
Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved