Home » , , » Análisis de los octavos de final de #Rusia2018

Análisis de los octavos de final de #Rusia2018

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on viernes, 29 de junio de 2018 | 20:00

Con el final de la fase de grupos (enlace al resumen de toda la fase de grupos) se definieron todos los emparejamientos de octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Comienza la lucha por alzar el trofeo más deseado del mundo y el momento de no retorno, un error te elimina de Rusia. Para cada duelo existe un breve análisis de ambas selecciones, por orden de juego.


Francia - Argentina. Una final de Copa Mundial en octavos, ese es el titular del duelo que enfrentará a Francia y Argentina. Los franceses no han dominado durante esta Copa Mundial, pero al igual que en la EURO 2016 donde eran anfitriones, su calidad se está imponiendo a los rivales. En octavos su rival sera una selección argentina que se ha clasificado de milagro y a última hora. La Albiceleste no ha dado ningún detalle durante Rusia 2018 pero sigue siendo una selección favorita por el nivel de sus jugadores. Tras el sufrimiento de la fase de grupos, los aficionados argentinos ya recuerdan el pasado Mundial 2014 donde tampoco dominaron y alcanzaron -con mucha agonía por delante- la final que estuvieron cerca de vencer. Un duelo de subcampeones: subcampeón de EURO 2016 contra el subcampeón de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Uruguay - Portugal. La selección lusa perdió la primera plaza en el último suspiro y quedó encuadrada en el lado difícil de la fase eliminatoria. Su primer rival será la aguerrida Uruguay que fue subiendo su nivel con el transcurso del torneo. Tras dos mínimas victorias ante Egipto y Arabia Saudí donde no convencieron, los charrúas dominaron a la anfitriona Rusia en el decisivo encuentro para ser líder del grupo. La selección uruguaya está caracterizada por su alta intensidad, una férrea defensa (todavía no ha sufrido goles en Rusia 2018) y un ataque de nivel mundial con Luis Suárez y Cavani. Una peligrosa selección que probará al actual campeón de Europa. Tras una fase de grupos eficiente sin brillantez, el combinado de Fernando Santos necesita mejorar muchos aspectos de su juego para seguir su camino hacia el título, esencialmente recuperar su competitividad y sólida defensa que le coronó como campeón. Con Cristiano Ronaldo en un estado de forma magnífico, otros jugadores de la ofensiva como Gonçalo Guedes/André Silva o Bernardo Silva necesitan aportar y participar más del juego portugués. El duelo es uno de los más igualado y fuertes de octavos.

España - Rusia. La inestabilidad en España sigue creciendo y el sufrido empate ante la eliminada Marruecos ha incrementado más el estado de crisis en una de las favoritas. La inseguridad de David De Gea, la fragilidad defensiva y los escasos recursos ofensivos están dificultando el Mundial a una selección con un característico estilo de juego que todos sus rivales conocen y frenan. Del otro lado está Rusia, una anfitriona que maravilló en el inicio del torneo con dos goleadas pero que en su primera prueba (disputar la primera plaza ante Uruguay) naufragó y sufrió una dura goleada. En términos de nivel de calidad es un duelo desigualado con España favorita con solvencia pero su actual estado de forma, la condición de anfitrión de Rusia y la magia del fútbol igualan un duelo de fase eliminatoria donde todo puede ocurrir.

Croacia - Dinamarca. Ni clasificada y con los suplentes Croacia frenó su racha vencedora, una demostración del poderío de la selección liderada por Luka Modric que quiero continuar reafirmando las buenas sensaciones y su seria candidatura a vencer la Copa Mundial de Rusia 2018. Talento combinado con rigor táctico son las señas de identidad de una Croacia que parte como favorita en este duelo de octavos. Dinamarca clasificó con fortuna y no ha dado muestras de ser una selección temible. Con un planteamiento táctico férreo y centrado en la defensa, el talento de jugadores como Eriksen o Poulsen es el único argumento ofensivo de los daneses. 

Brasil - México. México comenzó Rusia 2018 con una soberbia actuación superando a la vigente campeona Alemania, que para el combinado germano fue el inicio de su declive que ha acabado con su eliminación, pero ha ido decreciendo: sufrió ante una inofensiva Corea y Suecia acabó por relucir todas las debilidades mexicanas y solo la milagrosa victoria de Corea sobre Alemania dio la clasificación al Tri. La clave de México para llegar lejos será repetir la hazaña ante Alemania y eso se basa en el plan táctico de Osorio y una selección con una intensidad inigualable. Brasil siempre es favorita por su historia y la calidad de los jugadores pero sigue sin dominar con solvencia. Suiza, Costa Rica y un tramo de Serbia complicaron sus encuentros ante la canarinha donde Neymar sigue sin alcanzar su máximo rendimiento y se encomiendan a un fabuloso Coutinho. El enfrentamiento de octavos será decisivo para ambas selecciones que venciendo confirmarán su candidatura al trofeo y despejarán todas las dudas creadas durante la fase de grupos.

Bélgica - Japón. Bélgica acabó venciendo el duelo que nadie quería vencer contra Inglaterra y se clasificó como primera de grupo entrando en el lado más duro del cuadro aunque su primer rival será Japón. Bélgica es una de las selecciones más atractivas del panorama y en Rusia 2018 ha demostrado su poderío ofensivo. La selección belga querrá olvidar su decepcionante fase eliminatoria del pasado Mundial y si clasifica tendrá duelos más fuertes que le pueden consagrar en lo más alto del fútbol internacional tras años prometiendo sin progresar. Pero el combinado asiático no será un rival tan sencillo como Panamá o Túnez (fase de grupos). La selección nipona se clasificó con fortuna y durante Rusia 2018 ha dado tanto señales positivas como negativas, su versión de octavos será una incógnita pero de los conjuntos asiáticos siempre podemos observar disciplina y rigor táctico y solidaridad colectiva, dos características que necesitará para lograr la clasificación.

Suecia - Suiza. Uno de los duelos de octavos con menos interés general pero a su vez más igualado y atractivo para el aficionado al fútbol. Suecia ha ido creciendo durante Rusia 2018 y se ha clasificado tras una severa goleada a México, una jornada después de asustar a Alemania. Suiza también clasificó con méritos propios tras empatar a Brasil y remontar a Serbia. Ambas selecciones son similares con un gran trabajo táctico que convertirá los octavos de final de una Copa Mundial en una partida de ajedrez con balón.

Colombia - Inglaterra. Inglaterra perdió el duelo ante Bélgica y se alegró por estar en el lado del cuadro más fácil pero primero deberá avanzar ante la peligrosa Colombia. El combinado inglés continúa sólido y su pizarra de jugadas a balón parado se ha convertido en su arma más peligrosa. Con un ritmo sobrio que favorece a su organización defensiva, la velocidad y calidad arriba marca la diferencia y un goleador como Harry Kane es temido por todos los rivales. Colombia también tiene una rápida y alegre ofensiva, es una de sus características y con ella asombró al mundo en 2014, pero es incapaz de dominar los encuentros aunque la entrada de Yerry Mina al once titular ha dado solidez al combinado cafetero y goles decisivos para clasificarse.

Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved