Home » , » El Madrid apagó el incendio y estará en Lisboa

El Madrid apagó el incendio y estará en Lisboa

Written By Alfredo Pascual on miércoles, 30 de abril de 2014 | 3:45



Tras doce años y muchas lágrimas y sollozos, el Real Madrid y en general, todo el madridismo, puede decir que sí, que ya está en la ansiada final de la Champions después de convertir el incendio alemán en auténticas cenizas. Ramos y Cristiano con sendos dobletes fueron los bomberos principales.

RAEAL MADIRD
Ramos celebrando el gol
Ni el increíble tifo preparado por los aficionados del Bayern, ni la presencia de Guardiola en el banquillo rival, ni que el Bayern sea la bestia negra blanca ha podido amedrentar a los hombres de Ancelotti que han salido decididos a por su objetivo y que en poco más de 21 minutos habían sentenciado el partido y la eliminatoria.

El guión del partido fue distinto, en nada se parecía a la ida del Santiago Bernabeu. El Madrid salió a por la bestia y se la comió de cabo a rabo, presionaban más arriba y recuperaban con más asiduidad que hace una semana. Así se llegó al minuto 15, momento en el que Ramos cabeceó a gol un córner sacado por Modric. El de Camas, que remató solo producto de un error en el marcaje zonal planteado por Pep Guardiola, se resarcía del penalti fallado hace dos años y del gol anulado hace siete. Cinco minutos más tarde Di María sacó una falta lateral que peinó Pepe, para que, por segunda vez en el encuentro, Sergio Ramos, y de manera más acrobática, mandara el balón a la red.

RAEAL MADIRD
Cristiano marcando el cuarto gol
Ni el más optimista de los tres mil aficionados desplazados a Munich podía preveer ese resultado en veinte minutos. Toda una hazaña. Y ya para desbordar el delirio blanco se encargó el de siempre, Cristiano Ronaldo, de la forma más tradicional, el contraataque, y con el mismo inicio que en los últimos años, pérdida del rival. La perdió Ribery en el área de Casillas. Di Maria inició la jugada. Benzema se la dio a Bale, que en carrera superó a Boateng y le entregó un caramelito a Cristiano, para que el portugués colara el balón entre las piernas de Neuer y se confirmara como el pichichi con más goles en una edición de la Champions (15 goles en 10 partidos). La nota negativa llegó cuando Xabi Alonso vio la amarilla que le hacía perderse la finalisima en Lisboa.

La segunda parte fue insulsa, careció de emoción. Con todo decidido el Madrid se relajó y dejó jugar algo más al Bayern, que tuvo el gol en las botas de Robben y de Muller. Casillas había tenido el partido más cómodo en el escenario más difícil, en las semifinales y contra el campeón de Europa reforzado por Pep y Gotze entre otros. Esta tranquilidad y este dominio madridista estaba sostenido en la defensa. Robben no pudo con Coentrao, Ribery en ningún momento desbordó a un Carvajal que llama a la Selección con las dos manos y nadie pudo entrar por la barrera Pepe-Ramos. Sólo faltaba la puntilla, que llegó en el minuto 90 de la mano de Ronaldo de falta directa superando a la barrera por debajo y provocando una explosión de jubilo en el banquillo madridista.

Ahora sí, ahora ya pueden decir que están a un peldaño de conseguir el titulo más preciado del panorama futbolístico de clubes, la Copa de Europa.


Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved