Home » , » El renacer del Castilla sin Toril

El renacer del Castilla sin Toril

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on jueves, 5 de diciembre de 2013 | 20:04

El Real Madrid Castilla ha disputado tres encuentros desde la destitución de Alberto Toril como entrenador del filial madridista y todavía no conoce la derrota. Ese dato significativo ha provocado que las críticas hacia el ex entrenador madridista aumenten a pesar de la defensa férrea de la prensa en Alberto Toril al que consideran el entrenador perfecto para el primer equipo, cosa totalmente demostrada que no es viable por su inutilidad en una nueva demostración que la prensa manda en el Real Madrid y en muchos de sus aficionados que se dejan manipular.

La carrera de Alberto Toril en el Castilla comenzó el cuatro de enero cuando la directiva blanca decidió despedir a Alejandro Menéndez por ‘la escasa evolución de los canteranos tras año y medio’. Fue entonces cuando el cordobés subió al banquillo del Castilla proveniente del Juvenil A. Acabó la temporada en el tercer puesto lo que le permitía disputar el play-off de ascenso a la Liga Adelante. El Alcoyano, tras ganar 0-2 en el Bernabéu y luego empatar a dos en casa, fue el verdugo del Castilla en la primera ronda.

En la siguiente temporada conseguiría ganar el Grupo I de 2ºB y en la ronda de campeones certificaría su ascenso a la Liga Adelante gracias a un global 8-1 ante el Cádiz C.F. donde la superioridad madridista hizo olvidar los favores arbitrales al filial durante la eliminatoria. Después conseguiría el título honorífico de campeón de 2ºB gracias a vencer al Mirandés.

Tras un mal inicio en la Liga Adelante al final acabó octavo con 59 puntos lo que le coronó como mejor filial de España al acabar dos puntos por encima del FC Barcelona B. En esta nueva temporada, ya sin su estrella Jesé u otros jugadores de enorme calidad como Juanfran, Fabinho, Casemiro entre otros, tenía al Castilla último con tan solo siete puntos en 14 encuentros.

Después de su despido, Manolo Díaz proveniente del Real Madrid C se hacía cargo del Castilla. Su debut fue un soso pero válido empate ante Numancia y en las dos últimas jornadas ha sumado las mismas victorias que Toril en 14 jornadas, 0-1 en Jaén y 3-2 ante Girona. La victoria en Jaén supuso la primera victoria del Castilla fuera del Di Stéfano en esta temporada. Los números nunca mienten y mientras el Castilla con Toril solo había sumado dos victorias y un empate en 14 jornadas recibiendo 22 goles y solo anotando siete goles (el equipo menos goleador). Con Manolo Díaz en tres jornadas Castilla ya ha conseguido los mismos puntos y ha anotado cuatro goles y solo ha recibido dos. Con estos números el filial madridista comienza a soñar en no descender y ve la permanencia más posible, aunque para Toril la culpa no era suya, como bien declaró en una entrevista concedida a ‘AS’ que a continuación resumo:

-A pesar de los malos resultados, Toril continúa declarando sin ninguna duda que él hubiera logrado la permanencia con el Castilla. Y además sigue con la teoría de que la culpa no es suya, si no de actuaciones individuales, es decir, sus jugadores. En especial tras la derrota en Éibar por 6-0 lo que propuso su inminente despido, donde declara que “no fue normal lo que pasó. […] Después encajamos cinco goles, eso es porque algo había pasado. Comportamientos individuales... Cosas raras. No nos había pasado ese comportamiento en todo el año.”

-A parte de echar a la culpa al comportamiento de sus jugadores, también la echa a la directiva por el mercado de fichajes. La culpa de no invertir en el filial aunque reconoce que nunca lo ha hecho, y de dejar escapar a quince jugadores y no traer un delantero importante. Además declara que “yo tenía constancia de lo que pasaba pero no era el que decidía. Ni podía cambiarlo. Somos un filial y lo ideal es nutrirse de abajo.” En resumen, en las mismas frases que empieza culpando a la directiva de su fracaso las acaba admitiendo que conocía la realidad. El colmo es que admite que lo ideal, y entonces lo recomendado, es subir a jugadores del filial cuando existen bajas.

-Indirectamente culpa al árbitro de muchas derrotas. Una característica común en todas las temporadas de Toril frente al Castilla donde habituado al éxito cuando llegaba un fracaso externalizaba culpas hacia el árbitro, aunque nunca ha reconocido los muchos e importantes favores que ha recibido.

-Ante la pregunta morbosa en referencia a José Mourinho declara que se lo hizo pasar mal demostrando el rencor que guarda al portugués, aunque finaliza declarando que le sirvió para aprender. Otra vez más, vuelve la demagogia e hipocresía en Toril.

-Para finalizar le preguntan si está preparado para dirigir a un equipo de Primera División a lo que declara un contundente “sí. Y mirándolo ahora, quizás tendría que haberme ido en verano.” Demostrando una pura falta de auto crítica, que es lo que ha provocado su fracaso en el Real Madrid Castilla, donde nunca ha asumido la culpa de ningún error.

El fracaso de Toril en el Castilla se resume en este texto:

Su éxito en el ascenso y en la primera temporada en la Liga Adelante es obra, única y exclusivamente, de unos fantásticos jugadores con nivel de Primera División, en especial al canario Jesé. Después, la culpa del fracaso, como él declara, es cosa de los jugadores o de la directiva. Para completar esta externalización de culpas acaba acusando también al árbitro, del que también ha recibido favores. El tema de este periodo de fichajes está tintado por la hipocresía. Desde su subida al Castilla, a Alberto Toril siempre se le han escapado grandes jugadores durante el verano, a los que contrarrestaba subiendo a jugadores del Real Madrid C o Juvenil, que como él declara es lo ideal. Este año no ha sido excepción en esa marcha de estrellas, y como en temporadas pasadas, ha subido a jugadores del C o Juvenil.  El problema es que no han salido más Jese´s ni jugadores del nivel que Toril ha tenido durante su éxito. Además, Jaime Sánchez (recién fichado tras destrozar al Cádiz C.F.), Enzo Fernández (hijo de Zidane), Alfonso Herrero o Diego Caballo son algunos de los jugadores con más talento y futuro del Real Madrid, pero Alberto Toril no ha querido contar con sus servicios. Culpa a la directiva de no consultarle los fichajes y de no traerle jugadores importantes. Toril no se aclara, hace un año criticó la llegada de Fabinho y Casemiro, y ahora pide llegadas similares. Además critica a una plantilla que es la sexta con más valor de mercado, incluso superando al descendido Deportivo.  Una plantilla que cuenta con jugadores como Cabrera (experiencia en Primera), Kiko Femenía (gran experiencia en Liga Adelante), Jaime Romero (proveniente del Udinese) o Rozzi (con 19 años ya ha debutado en la Serie A y es una de las mayores promesas italianas). Todos estos jugadores son recién fichados y tienen la calidad y experiencia suficiente para jugar la Liga Adelante, aunque Alberto Toril no considera lo mismo y ni los convoca. Mención especial a Antonio Rozzi, un enorme delantero con gran futuro, y que como he mencionado ya ha debutado en la Serie A, y no es convocado por Alberto Toril que se queja de la falta de delanteros. Encima, esa falta de delanteros la ha suplido con Raúl De Tomás, delantero que siempre que juega demuestra su invalidez como delantero para el Castilla. 
Share this article :
 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved