Home » , » El Barça se pierde en Amsterdam

El Barça se pierde en Amsterdam

Written By Xavier Mars on martes, 26 de noviembre de 2013 | 23:54


El Barça necesitaba aire nuevo, y con la llegada del Tata el club se aireo. El argentino se sentó en el banquillo del equipo azulgrana prometiendo seguir con el estilo y recuperar la presión intensa que llevo al equipo a ser el mejor del mundo. El Tata fue el primero en hacer autocrítica tras el debacle de Munich.

Solo unos meses después, nada de eso se ha cumplido. El estilo es irreconocible y al Tata le llueven las críticas, a pesar de resultados casi inmaculados, hasta hoy. El Barça ha vivido de buenos resultados, pero ofreciendo una mala imagen, que se ve incrementada cada vez que el Barcelona se enfrenta a un equipo dispuesto a seguir el modelo que este un día puso de moda.

Esta noche, sobretodo durante los primeros 45 minutos, los equipos que jugaban en el Amsterdam Arena, parecían haber sido intercambiados, siendo el Ajax aquel Barça de Guardiola que arrollaba. El Barça se había convertido en un muñeco en manos de un joven equipo holandés que a través de la presión, la combinación y el toque rápido, le había marcado dos al Barça en la primera parte.

Al inicio de la segunda parte se esperaba la remontada de un Barça, que a falta del fútbol mostrado en la primera parte, mostrara orgullo propio en el segundo tiempo. Y de hecho la intensidad del Barcelona duró 5 minutos, hasta que Neymar aprovechaba un fallo de la defensa rival para entrar solo en el área y recibir una falta, mas fuera que dentro. La falta acabaría en penalti, con expulsión por roja directa del defensa rival y el posterior gol de Xavi, que ponía los cimientos de una remontada que nunca llegaría y que ni siquiera se olió.

El Barça ponía fin así a su imbatibilidad desde la llegada del Tata, de la misma forma que se ponía fin a la autocrítica del entrenador, que en rueda de prensa huía de señalar las carencias de su equipo. Algunos periodistas le recordaban donde quedó la promesa de recuperar la presión, el Tata respondía que esta se llevaba a cabo desde otras zonas del campo. En su mente, repitiéndose una y otra vez, el sabe que recuperar esta presión es imposible, porque los jugadores no pueden o no quieren y no juegan con intensidad en una cita europea.

El Barça necesitaba aire nuevo en el banquillo, pero también lo necesita en su vestuario.
Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved