Home » , , » La 2ªB contará con 21 filiales, más del 25% del total

La 2ªB contará con 21 filiales, más del 25% del total

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on jueves, 24 de julio de 2014 | 17:15

La temporada 14/15 será histórica en la Segunda División B porque tendrá 21 filiales, la cifra más alta en la categoría de bronce desde su creación en la temporada 77/78.

La presencia de filiales en el fútbol español se ha vuelto en un hecho normal durante los últimos años aumentando de manera considerable. Así la próxima temporada tendremos 21 filiales, más de un cuarto de los ochenta equipos que forman la Segunda División B, siendo la temporada con más filiales. En porcentaje: 26.25% del total de 2ªB. Un récord que se puede ver superado la próxima temporada si continúa la proliferación de filiales en 2ºB. Por ejemplo, esta última temporada el filial del Osasuna y Tenerife llegaron a play-off de ascenso a 2ªB donde cayeron derrotados en sus respectivas eliminatorias. Si incluimos 2ªB, el fútbol profesional en España contará con 22 filiales (FC Barcelona B en la Liga Adelante o Segunda División) en sus principales categorías durante la próxima temporada 2014/2015.

Esta escalofriante estadística ha provocado la crítica de todos los clubes humildes de Segunda División B e incluso de Segunda División que ven como la Real Federación Española de Fútbol permite la desaparición de históricos del fútbol nacional a costa de los filiales y su dinero. Si bien la Segunda División B en España está descuidada (no es profesional, no da beneficios, es la competición olvidada, los jugadores no llevan su dorsal propio repercutiendo en las ventas de camisetas etc etc), este crecimiento exponencial de los filiales está provocando el levantamiento de tanto jugadores y directivas como aficionados de 2ªB.

La temporada 2014/2015 en Segunda División B contará con 21 filiales distribuidos geográficamente en los cuatro grupos existentes, como se puede comprobar en el siguiente gráfico difundido por la RFEF. Así, tendremos a los filiales de Real Valladolid, Granada, Córdoba, Almería, Sevilla, Betis, Celta de Vigo, Real Madrid, Getafe, Atlético de Madrid, Rayo Vallecano, Elche, Villarreal, Valencia, Sporting de Gijón, Athletic Club de Bilbao, Real Sociedad, Real Zaragoza, Las Palmas, RCD Espanyol y RCD Mallorca.



Procedimiento: Desaparición de un histórico -> Compra de un filial
Este verano hemos vivido la última desaparición de un club de fútbol: CD Ourense. A pesar de una enorme temporada luchando por ascender a Segunda División y ganando la Copa Federación, tras finalizar la temporada se consumó el descenso administrativo del club gallego a Tercera División por motivos económicos. Sin ningún accionista interesado en la continuidad el club se vio obligado a su liquidación, y por tanto, desaparición. Un hecho bastante común, por desgracia, en los últimos años que se ha llevado a la tumba a históricos como la UD Salamanca, dejando a ciudades como Salamanca u Ourense sin equipo de fútbol en las principales categorías nacionales.

Ourense, salvado y campeón Copa Federación, desciende.
Celta de Vigo B, descendido, permanece. ¿Fútbol?
Tras el descenso administrativo se produjo la venta de la plaza en 2ªB. Ni Pontevedra ni Cerceda ni Boiro, los tres equipos en play-off de ascenso en el grupo I (Galicia) de Tercera División, pudieron afrontar el aval exigido por la Federación y así comprar la plaza. De tal manera acabó siendo para el Celta de Vigo, descendido deportivamente durante la temporada. Una situación que se ha convertido en rutina durante los últimos años. Por ejemplo el verano pasado cuando el Real Madrid C compró la plaza en 2ªB y creando un hito con el Castilla en 2ª: sus tres equipos en las principales categorías del país.

Esta situación de desaparecimiento de un histórico, o con suerte solo descenso administrativo, está provocando la subida de los filiales, que en su mayoría se produce gracias a la superioridad económica: o bien fichando a base de talonario y utilizando el caché del primer equipo o comprando la plaza. Otra de las situaciones rutinarias es el “no ascenso” de un equipo en Tercera División, es decir, un equipo que consigue deportivamente el ascenso pero no puede hacer frente a las exigencias económicas de la RFEF para pertenecer a 2ªB y se ve obligado a rechazar su plaza. El último ejemplo de esta situación es el CD Puertollano.

La RFEF es conocedora de esta dramática situación a la que no hace frente debido a dos motivos. El principal motivo es económico. La venta de plazas en 2ªB da un beneficio económico a la Federación, que además no tiene que preocuparse de los pagos debido a la solvencia económica de los filiales. Otro motivo que se estipula es por intereses. Prácticamente todos los equipos de la Liga BBVA, Primera División, tienen su filial en 2ªB

Problemas
Aunque los filiales no dan problema a la Federación, sí los da a otros clubes. Muchos consideran que desvirtúan la competición con su presencia provocando que sea menos interesante. A pesar de aprovecharse de su reconocimiento como marca debido al primer equipo, lo que provoca que muchos jugadores prefieran ir al filial, también existe una descompensación económica. Los fichajes por cantidades económicas en 2ªB están muy limitados: ningún equipo tiene dinero y no se realizan. Pero la abundancia económica de los filiales les permite hacer fichajes de jugadores con más calidad que la categoría, como es el caso en las últimas semanas del Real Madrid Castilla que ha fichado al internacional Eero Markkanen por más de 2 millones, una cifra demasiado alta incluso para Segunda División. Dos de las reglas de la Segunda B son: no tener jugadores extracomunitarios y tener jugadores sub23. Y aquí también los filiales salen ganando. Los filiales más fuertes cuentan con jugadores extranjeros a los que se le permite jugar gracias a la doble nacionalidad. Y además, acapara la mayoría de los jugadores sub23 provocando que muchos equipos tengan que hacer verdaderos inventos para cumplir las normas. Además, los jugadores sub23 que destacan siempre acaban marchando a los filiales debido a su poderío económico (además del mencionado caché), como fue el caso de Jaime Sánchez hace varios años: el jugador juvenil contaba para el Cádiz en 2ªB (internacional con España, una de las joyas del país) pero el Real Madrid o evitó tras ficharlo en unas negociaciones muy convulsas. Finalmente, Jaime Sánchez acabó jugando en el Juvenil madridista y presumiblemente la próxima temporada defenderá los colores del Castilla en 2ªB. El último problema deportivo son los constantes movimientos en el mercado invernal para solucionar un mal inicio liguero, en la mayoría de casos, los filiales fichan a los mejores jugadores de otros equipos. Todo esto provoca descompensaciones en la plantilla que convierten a la Segunda División B en una competición poco atractiva.

Soluciones
Competiciones para filiales
en Inglaterra e Italia
Como dice el refrán, “todo tiene remedio menos la muerte”. Y en este caso también. Roberto Olabe y Ricardo Resta ya han hecho llegar su propuesta de la creación de una liga de filiales a la LFP. Y aunque sin éxito, continúan abogando que su confección ayudará tanto a los juveniles como a los equipos estándar de 2ªB beneficiando a ambos. Una solución que ya existe en diferentes países europeos. Inglaterra, a la cabeza del fútbol mundial con una profesionalización de su liga realmente extensa, cuenta con una Liga de Reservas entre equipos los equipos filiales. Pero Inglaterra no es el único país con un control sobre los filiales. En Italia cuentan con la Liga Primavera, organizada por la Serie A, con 42 equipos participantes, un máximo de edad de 20 años (mínimo de 15) e incluso con los derechos televisivos vendidos a RAI Sport. Otros países como Francia y Alemania han prohibido el ascenso de los filiales a las dos máximas categorías de su fútbol mientras que en Portugal sí han permitido su ascenso hasta Segunda (Liga2 Cabovisão) debido a problemas económicos y administrativos. En todo caso, los equipos no filiales siempre tienen preferencia e incluso se evita su descenso con indultos. Por si fuera poco, los equipos filiales cuentan con normas severas como límites de edad o un mínimo de jugadores canteranos del club. Por último, la UEFA también se ha animado a crear una competición para filiales, se trata de la UEFA Youth League. Participan todos los equipos sub19 de los clasificados a la UEFA Champions League. Fue creada hace un año y en principio su duración iba a ser de dos ediciones pero tras el éxito de ésta última, precisamente conquistada por el FC Barcelona y con el Real Madrid en semifinales, ya se ha comenzado a realizar los trámites para su implantación definitiva.

Ante esta situación, muchos aficionados han promovido la corriente “Odio eterno al fútbol moderno” en contra de la RFEF y LFP. Un movimiento que no solo hace referencia a 2ªB, sino a todas las categorías del fútbol español donde el dinero se ha convertido en el objetivo, y no en un beneficio como era considerado antes donde el verdadero objetivo, como debe de ser, es el fútbol.

Mi consejo para los dirigentes responsables de esta situación es una cita de Jacinto Benavente “Dios no se fija en las manos llenas, sino en las manos limpias”. Amén.

Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved