Home » , , , , » Análisis de los tres entrenadores lusos en el Mundial

Análisis de los tres entrenadores lusos en el Mundial

Written By Miguel Regueiro on sábado, 12 de julio de 2014 | 12:12

Tres entrenadores portugueses. Paulo Bento, Carlos Queiroz y Fernando Santos. El seleccionador de Portugal, el de Irán y el de Grecia. El primero fracasó, el segundo hizo lo esperado y el tercero hizo historia.



El técnico que fracaso en el Mundial de Brasil ha sido Paulo Bento. La Selección de Portugal fue incapaz de pasar la fase de grupos. Portugal estaba en el Grupo G junto a Alemania, Ghana y Estados Unidos. Tres selecciones nada fáciles, una favorita al título y dos selecciones que ya llegaron a octavos en la Copa de Mundo de 2010. Portugal y los aficionados al fútbol esperaban, casi daban por hecho, que Alemania iba a pasar como primera de grupo y Portugal como segunda. Alemania sí acabó pasando de primera pero, en cambio, Portugal no logró pasar de segunda y acabó quedando tercera. Desde el principio hubo muchas críticas a Bento por su convocatoria, dejó fuera a grandes nombres como Danny o Ricardo Quaresma. Dos jugadores que, por la baja forma de Nani, podrían haber sido titulares. También dejó fuera a jóvenes talentos como Cédric, Nelson Oliveira, Adrien Silva, André Gomes o Diogo Figueiras.
A todo esto hay que añadirle que Bruma y Sílvio se lesionaron de gravedad antes del Mundial y no pudieron entrar en la lista.

La selección lusa empezó muy mal en el campeonato, en el primer partido cayó derrotada frente a Alemania por cuatro goles a cero. Hubo tres lesionados (Rui Patricio, Fábio Coentrão y Hugo Almeida) y un expulsado (Pepe). No podía empezar peor el Mundial para los portugueses. Paulo Bento poco pudo hacer en este partido para cambiar el resultado final. Lo único que se le criticó fue la titularidad de Miguel Veloso en vez de William Carvalho. Alemania fue muy superior, y más tras la expulsión. Fue justo vencedor del encuentro.

En segundo partido Portugal se enfrentó a Estado Unidos. Portugal empató el duelo en el descuento con un cabezazo de Varela tras un centro maravilloso de Cristiano. La 'seleção' no pudo contar con cuatro futbolistas, hubo varios cambios en el once. Beto entró por Rui Patricio en portería, cambio normal. Ricardo Costa entró por el sancionado Pepe, cambio previsto. André Almeida por el lesionado Coentrão, cambio discutible al tener a Veloso que ha jugado muchos partidos de lateral izquierdo con la selección y cuando Almeida es lateral derecho. En la delantera también hubo un cambio, jugó Hélder Postiga por el lesionado Hugo Almeida. Si las cosas ya pintaban mal para los de Bento con tantas caras nuevas en el once titular, en el minuto 15' fue a peor. Sobre ese minuto se lesionó Hélder Postiga y tuvo que entrar Ėder, quien hizo un partido para olvidar. Bento fue muy criticado por dar entrada a Éder. André Almeida estaba teniendo muchas dificultades en su banda para defender a Johnson y Cristiano Ronaldo no bajaba ni ayudaba en defensa, por lo tanto, el cambio acertado hubiera sido dar entrada a Varela y poner al jugador del Real Madrid en punta. Así Cristiano tendría más libertad,  André Almeida tendría la ayuda de Varela para defender las subidas del lateral estadounidense y Raul Meireles, quien estuvo todo el partido preocupado por las subidas de Johnson, podría ejercer su función habitual en el centro del campo. Tras la primera parte, Paulo Bento sustituyó a André Almeida por William. Veloso se puso de lateral izquierdo y William en el centro del campo. Cambio totalmente acertado.
El tercer y último cambio hecho por el seleccionador portugués fue dar entrada a Varela y mandar a Meireles al banquillo, un Meireles desaparecido y preocupado por ayudar a defender la banda izquierda. La 'Seleção das Quinas' consiguió un empate, no merecido, en el último suspiro.

Portugal llegaba al último partido de la fase de grupos con opciones de pasar a octavos de final. Para ello necesitaba golear a Ghana y que Alemania hiciera lo mismo con Estados Unidos. Portugal salió con Beto en portería; João Pereira y Veloso de laterales, Pepe y Bruno Alves de centrales; William Carvalho, Moutinho y Amorim en el centro del campo; arriba Bento puso a  Cristiano, Nani y Éder. Un once sorprendente por la presencia de Amorim pero acertado. El técnico luso acertó con el once titular, pero quizás pudo hacer los cambios antes, esperó demasiado tiempo antes de dar entrada a más hombres de ataque. Portugal acabó ganando a Ghana pero sin golear, no estuvieron acertados de cara a la portería.

La Selección de Portugal quedó eliminada en fase de grupos tras quedar tercero con cuatro puntos. Se esperaba mucho más del equipo, el Mundial de Brasil ha sido un fracaso para los lusos.

El entrenador que hizo lo esperado con su selección fue Carlos Queiroz. La Selección de Irán no se clasificó para los octavos de final y se quedó en la fase de grupos. Pocos esperaban que se clasificara para la siguiente fase al tener a tres selecciones superiores a ellos en su grupo. A pesar de quedar eliminados y no conseguir ninguna victoria, mostraron que no fueron a Brasil de vacaciones.

El primer partido de la selección iraní fue contra Nigeria, la segunda selección más poderosa del grupo. El encuentro terminó en un empate a cero, seguramente el partido menos entretenido de toda la Copa del Mundo. El punto conseguido frente a la selección africana serían el primer y único punto que conseguirían los iraníes en este Mundial. Tras el partido, los jugadores y técnico se mostraron satisfechos por su trabajo.

En la segunda jornada del Grupo F se enfrentaban Irán y Argentina. La selección más humilde del grupo frente a una de las favoritas al título. Argentina tenía que hacer un buen partido tras su discreta actuación frente a Bosnia, se esperaba una goleada de los blanquiazules. Pero no fue así, Queiroz planteó un partido ultra-defensivo y la selección argentina no supo romper la defensa iraní. Los de Queiroz tuvieron alguna oportunidad clara de marcar gol a la contra e incluso provocaron un penalti bastante claro que no fue sancionado por el colegiado. Finalmente, tras noventa minutos aguantando el ataque argentino, Lionel Messi resolvió el partido con un gol espectacular en el descuento. A pesar de la derrota, Irán se fue del estadio dejando buenas sensaciones.

El conjunto de Carlos Queiroz llegaba al último partido con opciones de pasar a los octavos de final. Necesitaban ganar a Bosnia y que Argentina hiciera lo mismo en su partido contra Nigeria.
Irán hizo un buen partido, aunque se esperaba más. Dzeko adelantó a los de Bosnia en el minuto 23 e Irán no supo reaccionar. Al descanso Queiroz dio entrada a Khosro Heydari por Masoud Shojaei para intentar crear alguna ocasión de gol. A pesar del cambio, no cambió mucho la situación del partido y en el 59' Pjanić hacía el segundo para Bosnia. El técnico luso sabía que tenía que meter a más hombres de ataque sobre el césped y en el 63' entró Alireza Jahanbakhsh por Ehsan Haji Safi. Hizo el tercer y último cambio cinco minutos más tarde, salió Ashkan Dejagah y entró Karim Ansari. Ya con todos los hombres de ataque sobre el campo la situación mejoró y en el 82' Reza Ghoochannejhad marcó el primer y único gol de su selección en este Mundial. Poco duraron las esperanzas iraníes de lograr la victoria porque en la siguiente jugada Vršajević marcó el tercero de Bosnia. Irán se marcha a del Mundial con un doloroso 3-1 en contra.

La Selección de Irán quedó eliminada tras quedar última de su grupo y puntuando una sola vez. Dejó buenas sensaciones y logró un empate, además de poner contra las cuerdas a Argentina.

El entrenador portugués que hizo historia en Brasil fue Fernando Santos. La Selección de Grecia llegó por primera vez en su historia a octavos de final de una Copa del Mundo.

Los griegos fueron emparejados en el grupo C junto a Colombia, Japón y Costa de Marfil. Las favoritas para pasar la fase de grupos eran Colombia y Costa de Marfil, aunque muchos esperaban que Japón diera la sorpresa ya que lleva varios años llamando la atención con un fútbol muy vistoso. Grecia no era una de las favoritas pero con los griegos nunca se sabe y siempre pueden acabar dando la sorpresa en el último momento, nunca se dan por vencidos.

El Mundial arrancó con una derrota frente a Colombia para los helenos, un 3-0 en contra con un claro dominio cafetero. Nada pudo hacer Fernando Santos para evitar la goleada colombiana, un James Rodríguez imperial guió a los suyos hacía la victoria y más tarde a los cuartos de final.

El siguiente partido enfrentaba a los dos equipos más flojos del grupo, Grecia y Japón. El duelo sería decisivo, el que cayera eliminado se iría seguramente a casa. El partido estuvo marcado por la expulsión de Katsouranis en el minuto 38 tras ver la segunda amarilla. Fernando Santos estuvo acertado al encerrar, aún más, al conjunto griego. Tras la expulsión hizo el segundo cambio en su equipo, el primero fue la sustitución de Mitroglou por Gekas por lesión, dando entrada a Karagounis por Fetfatzidis. Un cambio para contener el medio del campo y frenar a los japoneses. Tras el descanso Grecia le cedió la posesión totalmente a Japón y se dedicó a defender su portería, los de Santos se sentían como en casa. El partido acabó con un empate a cero con sabor a victoria para los helenos tras aguantar 52 minutos con un jugador menos.

El sexto y último partido del grupo C enfrentaba a la selección griega y la selección marfileña, los griegos necesitaban ganar mientras que a los africanos les bastaba con el empate. El partido comenzó con la lesión de Gkergki Kone en el 12', entró Andreas Samaris en su lugar. Diez minutos más tarde, Fernando Santos se vio obligado a hacer un segundo cambio por lesión, se marchó Karnezis y se puso Panagiotis Glykos bajo palos. Grecia, fiel a su estilo, se dedicó a defender y a salir a la contra. Poco antes del descanso, en el 42', marcó Samaris para los griegos tras un fallo en la entrega de un central africano y la interceptación del pase de Samaris que mandó el balón al fondo de la red tras hacer una pared con Samaras. Tras el descanso, al ir por delante en el marcador, los griegos se dedicaron a defender el resultado. Costa de Marfil no conseguía penetrar la defensa griega y el seleccionador marfileño metió a otro delantero cuando quedaba media hora. Con dos puntas arriba, Drogba y Bony, la situación mejoró bastante para los africanos. Tanto fue el dominio de los elefantes que en el minuto 74 el delantero del Swansea, Bony, empató el partido. El empate clasificaba a los africanos y dejaba fuera a los griegos. Ahora le tocaba a Grecia atacar y a Costa de Marfil echarse para atrás, se intercambiaron los papeles. Fernando Santos sabía que necesitaba echarse al ataque y quitó a Karagounis del campo y dio entrada a Gekas. Grecia necesitaba marcar e iba a hacer todo lo posible para ello, tenía que recurrir a la épica. Los de Fernando Santos crearon varias ocasiones de gol e intentaron aprovechar las jugadas a balón parado para marcar pero no lograron meter gol. Se produjeron dos cambios defensivos en el lado africano pero aún así los griegos lograron la victoria en el último minuto del descuento al marcar de penalti. Samaras en el 93' clasificaba a su país para los octavos de final por primera vez en su historia. Grecia había sido fiel a su estilo y acabaron logrando la clasificación. Solamente dos goles en tres partidos, con eso les bastó. La épica griega.

En los octavos de final, Grecia se enfrentó a Costa Rica. No había claro favorito, de Grecia se puede esperar cualquier cosa y Costa de Marfil quedó primera de grupo delante de Uruguay, Italia e Inglaterra. El partido, en general, fue muy disputado. La primera parte fue poco entretenida y con pocas ocasiones de gol. La segunda parte comenzó con un gol de Costa Rica en el 52', Bryan Ruiz adelantó a su selección con un disparo flojo desde la frontal del área. Minutos después del gol, en el 58', Fernando Santos sustituyó a Samaris por el delantero Mitroglou. En cambio discutible ya que Samaris era el único jugador griego que intentaba combinar y crear juego. Grecia tendría que volver a recurrir a sus delanteros y a su juego aéreo para empatar el partido. En el 66' fue expulsado, tras ver la segunda tarjeta amarilla, el central costarricense Duarte tras una dura entrada. Fernando Santos vio que el partido ya no se le podía escapar, se le puso todo de cara. El técnico portugués mandó saltar al campo a otro delantero, a Gekas, quien entró por Salpingidis. Grecia creó varias ocasiones de gol y creaba peligro a balón parado pero un gran Keylor Navas evitaba el empate. En el 78' entró una leyenda griega como es Katsouranis y salió Maniatis. Con los dos veteranos, Katsouranis y Karagounis, junto a los tres delanteros como son Gekas, Samaras, Mitroglou los griegos tenían todo sobre el campo para volver a hacer algo épico y forzar la prorroga. Ya en el descuento, en el 91', Papastathopoulos empató el partido. Balón largo al área, la aguanta Mitroglou de espaldas, se la da a Gekas que tira pero la para Keylor Navas, el rechace le cae al central griego que fusila a placer. Grecia lo volvía a conseguir siendo fiel a su estilo. Los griegos forzaban la prorroga en el último momento. La prorroga estuvo marcada por un inmenso Keylor Navas que paró todos los disparos de los delanteros helenos, quienes tampoco estuvieron muy acertados de cara a portería. Costa Rica aguantó el empate, sabía que tenía a un gran portero bajo los palos y que en penaltis podrían ganar. Así fue, Grecia no pudo adelantarse en el marcador y el partido se fue a los penaltis. Antes de tirarse los lanzamientos desde los once metros fue expulsado Fernando Santos por reprocharle al árbitro una de sus decisiones. Poco se perdió el seleccionador luso ya que su selección cayó eliminada tras meter tres penaltis de cinco. Los griegos no lograron batir a Keylor Navas, quien paró dos penaltis. El guardameta costarricense evitó una nueva hazaña épica griega.

Así, tras perder en penaltis frente a Costa Rica la Selección de Grecia cayó eliminada de la Copa del Mundo. Fernando Santos y los suyos habían hecho historia en Brasil.

Tres entrenadores y tres selecciones. Paulo Bento, con la mejor plantilla de todas, fracasó en el Mundial. Carlos Queiroz, con la plantilla más limitada en cuando a técnica y calidad, hizo lo que se esperaba de él y dejó buenas sensaciones. Por último, Fernando Santos hizo historia con Grecia.
Bento y Queiroz seguirán en sus respectivas selecciones mientras que Fernando Santos dejará su cargo como seleccionador griego.
Share this article :

+ comentarios + 1 comentarios

Anónimo
16 de julio de 2014, 12:13

Your style is really unique compared to other people I have read
stuff from. I appreciate you for posting when you've got the opportunity, Guess I will just
bookmark this site.

Look at my webpage: seo company

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved