Home » , » Wawrinka reina en Montecarlo (4-6, 7-6 (5), 6-2)

Wawrinka reina en Montecarlo (4-6, 7-6 (5), 6-2)

Written By Andrés Depascale on lunes, 21 de abril de 2014 | 0:06

  

El actual número 1 suizo derrotó en tres sets (4-6, 7-6 (5), 6-2) a su compatriota Roger Federer, y se consagró en el primer Masters 1000 de tierra batida de la temporada. Con esta victoria, Wawrinka consigue su primer título de estas características, tras las finales perdidas en Roma 2008 y Madrid 2013, y mantiene el número 3 del mundo. Federer, por su parte, sigue sin poder coronarse en Montecarlo tras caer en sus 4 finales disputadas (2006, 2007, 2008 y 2014).

Dos horas y trece minutos de partido necesitó Stanislas Wawrinka para derrotar, por segunda vez en su carrera, a Roger Federer. La primera había sido también en Montecarlo (2009), pero ésta sin lugar a dudas es mucho más importante ya que significa el título y la confirmación de su gran momento de forma, asegurándose el puesto número 3 del ranking mundial. “Stan” está viviendo el mejor año de su carrera tras haber conseguido su primer Grand Slam (Australian Open), y su primer Masters 1000, después de ceder en las finales disputadas en Roma (2008) y Madrid (2013).

Tras un primer set parejo, con pocos intercambios largos de fondo de pista pero con algunos golpes de calidad, Roger Federer impuso su experiencia y aprovechó la diferencia que consiguió en el quinto juego: 2-3. El break fue suficiente para llevarse el primer set, ya que el ex número 1 del mundo, concentrado, se mostró muy seguro con su servicio. Wawrinka no conseguía dominar a Federer en los intercambios, y la final parecía repetir la historia de los últimos 12 enfrentamientos entre ambos. Consciente de que ya había tomado ventaja en la final, Federer no dio opciones de break a Wawrinka en el tramo final del set: 4-6.

Federer se las prometía muy felices tras conseguir el primer set, pero no contaba con que la reacción de su compatriota llegaría tan pronto. Y es que comenzado el segundo parcial, Stanislas Wawrinka aprovechó la primera oportunidad de break que tuvo para alejarse en el marcador (2-0). No le duró mucho la alegría a “Stan”, porque acto seguido Federer rompió en blanco (2-1) e igualó el set. La paridad se mantuvo hasta el punto de inflexión en el tiebreak (6-6). Wawrinka se llevó el único mini-break que desniveló la muerte súbita (2-0) y mantuvo su servicio a lo largo del desempate para, en el tercer set point (6-5), igualar el encuentro y estirar la definición al tercero: 4-6, 7-6 (7/5).

La realidad es que el hecho de que Wawrinka igualara el partido a un set, golpeó bastante a un Federer que esperaba cerrar el encuentro en el tiebreak del segundo parcial.

De esta manera, el actual número 3 del mundo aprovechó el envión anímico que supuso llevarse la segunda manga, para golpear primero en el tramo final del partido. Consiguió el break a la primera en el primer juego de saque de Federer (1-0) y mantuvo su servicio sin inconvenientes para abrir brecha en el marcador (2-0). Federer no podía aguantar la agresividad que imprimía Wawrinka en sus golpes y no encontraba respuesta para detener el vendaval del flamante campeón del Australian Open.

“Stan” mantuvo la precisión y la agresividad en sus golpes, y aumentó su nivel de juego lo que supuso un nuevo break, que a la postre terminaría siendo definitivo: 3-0. A ritmo de saques se llegó al final, donde Wawrinka concretó su segunda victoria (4-6, 7-6 (5), 6-2) en quince enfrentamientos vs. Roger, y confirmó su buen momento de forma. Con el título, Wawrinka se asegura el tercer puesto del ranking mundial, y se lleva por primera vez en su carrera un Masters 1000, tras las derrotas sufridas en Roma (2008) y Madrid (2013).

En declaraciones posteriores al partido, Federer destacó que “estoy muy feliz por Stan”. “Es una gran victoria para él después de ganar su primer Grand Slam en este año, y por supuesto su primer Masters 1000. Él aprovechó las oportunidades cuando estuvieron ahí, y eso es clave en la carrera de un jugador de tenis. Así que estoy muy contento por él". "Creo que es una de esas finales que podría haber ganado, pero Stan fue más duro al final. Se lo merecía un poco más. Evidentemente, hubiera sido lindo ganar ese segundo set en el tiebreak. No jugué necesariamente mal, sin embargo, al mismo tiempo yo nunca pude plantear las cosas como quería".

"Me hubiera encantado haber ganado el segundo título de esta temporada porque he estado cerca. Ese es mi próximo objetivo, ya que estoy llegando a las finales con más frecuencia. Lo único que me queda claro es que estoy feliz que la temporada de tierra batida haya empezado tan bien para mí", finalizó el ex número 1 del mundo.
Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved