Home » , » Llull ajusticia al Laboral Kutxa en el día del concurso de triples

Llull ajusticia al Laboral Kutxa en el día del concurso de triples

Written By Alfredo Pascual on domingo, 16 de febrero de 2014 | 1:34

Como si fuera un francotirador en posición y sin error. Llull está enrachado y con él el Real Madrid. Hoy 7 triples del de Mahon para sentenciar por 74-96 a un Laboral Kutxa peleón, que como siempre se entrega al máximo ante los blancos aunque el marcador no lo refleje. Con esta victoria ya son 19 en otros tantos partidos. Scariolo, autoexpulsado, convirtió el partido en una auténtica batalla donde la polémica, la protesta y el desconcierto brillaban mientras que el baloncesto, a ratos, se quedaba en manos de unos pocos inspirados.

El Baskonia, aun con las bajas de Hamilton y Heurtel, aguantaba el ritmo de Llull, que con tres de tres en triples parecía entrenarlos para el concurso de esta noche en el All Star. El balear era ayudado por otro isleño, Rudy Fernández y por el MVP de la Copa de Málaga, Mirotic. Los vitorianos resistían gracias a los de siempre, Nocioni y Pleiss. El primer cuarto acabó 21-26 favorable a los blancos.
En el segundo periodo llegó el primer arreón merengue para poner el marcador en 21-30, pero ahí apareció el llamado carácter Baskonia, ese que hace que se entreguen hasta el final, para empatar el partido y colocar al Fernando Buess Arena en el partido. A continuación, se retomó el asedio de los vigentes campeones de Copa, Llull con dos triples, la gran aportación del tunecino Mejri bajo ambos tableros, el siempre aire fresco del Chacho y hoy y provocado por el susto en el tobillo de Rudy, el juego con tres bases, Draper, Llull y Sergio. Entonces apareció San Emeterio para recordar al San Eme que enamoró a España y acortar el marcador para dejar la segunda parte completamente abierta, 37-42.

El regreso a la pista tras el paso por vestuarios trajo la consigna blanca de finiquitar el partido sin la necesidad de alargarlo más. Así fue, Rudy y Llull atinaban desde lejos en la canasta vasca mientras Scariolo se autoexpulsaba provocando un desconcierto generalizado en el pabellón. Ahí fue cuando el Laboral Kutxa sacó su carácter aunque de una forma muy poco clarividente, con errores y aciertos. Fue un espejismo, nada más lejos de la realidad. El Madrid cogió su machete y continuó dando golpes de autoridad para llegar al último parcial con el partido sentenciado, 50-68.


El cuarto final fue de transición entre un cuarto revuelto pero ganador a una victoria más que le permite seguir invicto y líder de la Liga Endesa por parte del Real Madrid mientras que el Laboral Kutxa transitó entre su cuarto maldito, donde ha perdido el partido y desembocó en una nueva derrota, la séptima consecutiva.
Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved