Home » , » El estadio Di Stefano se convirtió en un pequeño Molinón

El estadio Di Stefano se convirtió en un pequeño Molinón

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on sábado, 18 de enero de 2014 | 21:39

Esta tarde el Real Madrid Castilla volvió a caer derrotado en la Liga Adelante, esta vez ante el Sporting de Gijón con un ajustado 1-2. El estadio Alfredo Di Stefano registró una de sus mejores entradas pero también la más pobre en cuanto a aficionados madridistas. La lluvia, el encuentro del Real Madrid en Sevilla y la prohibición de Florentino de vender entradas al público general provocó que el estadio Alfredo Di Stefano se convirtiera en el Molinón.

Salvo los Ultras Sur y algunos aficionados repartidos por el estadio, esta tarde todo eran aficionados del Sporting de Gijón. Todo comenzó con la prohibición de vender entradas al público general para este encuentro. Tan solo socios y titulares del carnet madridista podían entrar. Desconozco el motivo de la decisión aunque todo apunta a una nueva estrategia de Florentino para evitar la llegada masiva de Ultras Sur, que ya estuvieron presentes en el encuentro de la semana pasada frente al Murcia y prometieron volver a venir. Se triplicó la presencia de antidisturbios de la Policía Nacional con respecto a la semana pasada y la organización previa al partido fue lamentable, digna de un equipo de regional.

En la habitual esquina (siempre se colocan allí los aficionados visitantes) de la grada del lateral este se encontraban más de cien aficionados del Sporting de Gijón. En la otra punta de la misma grada se volvieron a ubicar los más de 200 Ultras Sur, que volvieron a poner el color y la voz de un estadio apagado. En frente de los Ultras Sur se encontraba otra zona completa de aficionados del Gijón, alrededor de cien, que fue la zona donde Šćepović celebró el tanto de la victoria. Este hecho volvió a demostrarse la nula organización que tiene el Real Madrid, que en vez de preocuparse de colocar a toda la afición visitante junta para evitar problemas (nunca lo ha hecho en toda la liga) se preocupó de mantener controlados a los Ultras Sur. Además de estos dos grupos de aficionados del Gijón, colocados en ambas esquinas del estadio, el resto del estadio especialmente la tribuna o lateral oeste estuvo repleto de aficionados del Gijón.

En resumen, el estadio Alfredo Di Stefano registró una entrada de 4.049 espectadores, una de las mejores entradas de la temporada. Pero de esos 4.049 espectadores, más de la mitad eran aficionados del Sporting de Gijón que convirtieron el estadio Di Stefano en su pequeño Molinón. Hecho que se destacó en los minutos finales con el atronador cántico de “Sporting Sporting” y el grito de alegría cuando el colegiado señaló el final del encuentro. En ese momento todo el estadio, salvo Ultras Sur y pequeños grupos de aficionados madridistas repartidos por el estadio, se levantó a celebrar la victoria.
Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved