Home » , » Te entran por una banda y te salen por la otra

Te entran por una banda y te salen por la otra

Written By Dadug on lunes, 23 de diciembre de 2013 | 0:20

Pocas veces (por no decir nunca) he escuchado a un capitán del Real Madrid decir: “Las críticas de la gente me entran por un oído y me salen por el otro”, a veces estos reyes de la sociedad tienden a olvidar gracias a quien están donde están y cobran lo que cobran.

A veces olvidan que esos que le critican es porque aman al equipo que le pagó 30 millones de euros para que viniese, porque esos que te critican cobran quizás 600€ al mes y se gastan 80€ en una camiseta con su nombre, a esos es a los que se debe y para ellos, es decir, para nosotros es para los que tiene que rendir a un máximo nivel en cada partido, nunca lo olvides Sergio.

Llevamos mucho tiempo aguantando un mal rendimiento de un jugador que está más pendiente de mantener su ego personal, su disfrute con apariciones en programas televisivos y campañas de publicidad de moda. Respeto que quiera ser un payaso de la pequeña pantalla o incluso un gran modelo, pero que deje el fútbol para dedicarse plenamente a ello, o como mínimo, asegúrate que en tu oficio principal, es decir, el fútbol, tienes un nivel adecuado como para permitirte una serie de escarceos ajenos a este mundo.

Entiendo que las críticas injustificadas acaben minando la moral del cualquier personaje público, pero lo que no entiendo ni respeto, es la pasividad y la chulería de hacer caso omiso a unas críticas por parte de tu afición, que lo único que piden es que mejores tu rendimiento y te centres en tu trabajo, o lo que es lo mismo, te exigen lo mínimo que te podrían exigir: PRO-FE-SI-O-NA-LI-DAD.

Es algo indiscutible que Sergio Ramos tiene unas condiciones inmejorables para ser el mejor central del mundo y estar en el Top ten de los mejores de la historia, pero las condiciones si no están acompañadas de un trabajo físico y mental, no sirven de nada (siempre se me viene a la cabeza Adriano, aquel magnífico delantero del Inter de Milán, prometía todo y se quedó en nada).

Y que Ramos acabe diciendo en esas ilustres e iluminadas declaraciones, que no se debe señalar con el dedo a ningún jugador y si hacerlo conjuntamente… Explícales a los Jesé, Ronaldo, Modric, etc. Que no se les puede alabar porque en general el equipo ha sido un desastre por dos errores (cagadas, si hablamos en cristiano) de su segundo capitán… ¡Qué poca autocrítica!

Hay una delgada línea entre la motivación profesional y el ego personal, creo que está línea, el guitarrista del fútbol, el flamenco de los vestuarios, la sobrepasó hace tiempo.

Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved