Home » , » Benfica y Chelsea, final Europa League

Benfica y Chelsea, final Europa League

Written By Juan Carlos Rodríguez dos Santos on miércoles, 15 de mayo de 2013 | 11:56


Las finales son como las ruletas de los casinos, se juega todo a una sola ocasión. No existen repeticiones, no existen oportunidades. Todo o nada. Esta noche a partir de las 20h45 en el Amsterdam ArenA, SL Benfica y Chelsea FC jugarán la final de la UEFA Europa League. Rojo o azul. Portugués o inglés. Uno de los dos ganará para conquistar Europa y escribir su nombre en la historia del fútbol europeo. El otro será condenado a quedar segundo, que es el primero de los perdedores, y quedará en el olvido de la historia.

Casualmente SL Benfica conoce a la perfección la condena que significa perder una final. En toda la historia del club con más socios en el mundo, han sido subcampeones hasta en ocho ocasiones (cinco veces en Champions League, una en Europa League y dos en la copa intercontinental). La mayoría de estos fracasos fueron en la década de los 60 con el gran Eusebio en la cabeza del club. La Pantera Negra también les dio dos Champions League, y casualmente la última fue conquistada en la temporada 1961/1962 en Ámsterdam. Más recientemente los portugueses llegaron a semifinales de esta competición en la temporada 2010/2011 cuando fueron eliminados por SC Braga y la final fue portuguesa.

Del otro lado, Chelsea FC es el actual campeón de la UEFA Champions League, y de ganar esta noche se convertirá por unos días en el rey de Europa. Aunque los ingleses también saben que es perder una final europea cuando en la temporada 2007/2008 perdió la final de UEFA Champions League.

¿Cómo llegan a la final?

SL Benfica llega con el mal sabor de boca de perder en do Dragão (casa del eterno rival) en la penúltima jornada de la Liga Portuguesa. Ahora dependen de un tropiezo del FC Porto ante Paços Ferreira para convertirse en campeones de Portugal, siempre que las águilas ganen al Moreirense que se juega la permanencia.


Jorge Jesus, que ha confirmado en rueda de prensa que este SL Benfica podrá jugar la final de la próxima Champions League que se juega en Lisboa, no podrá contar con su lateral derecho Maxi Pereira. El joven André Almeida será el encargado de suplir la baja del futbolista uruguayo. Para Jorge Jesus es el partido más importante de su carrera, y reconoció que los ingleses son mejores individualmente.

Por otro lado, Chelsea FC viene en plena lucha por alcanzar puestos de UEFA Champions League para el fichaje de José Mourinho. Objetivo conseguido gracias a la victoria por 1-2 al Aston Villa FC, pero los ingleses llevan más cansancio acumulado. El partido de esta noche será el decimoquinto en 47 días. Además, Rafa Benítez no podrá contar Hazard ni Demba Ba mientras que Terry será duda hasta el último momento.

El árbitro

El colegiado holandés Bjorn Kuipers será el árbitro de la final. Hijo de un antiguo árbitro su partido más reciente fue la ida de semifinales de Champions League entre Borussia Dortmund y Real Madrid.
Kuipers tiene 40 años y es internacional desde 2006. Sus asistentes serán sus compatriotas Sander xan Roekel y Erwin Zeinstra. Pol van Boekel y Richard Liesveld serán los asistentes de área mientras que el alemán Felix Brych será el cuarto árbitro.

Curiosidades

-Ayer en el final del entrenamiento de portugueses y antes de la sesión de trabajo del Chelsea hubo un gran reencuentro. Los brasileños David Luiz y Ramires llegaron a SL Benfica gracias al presidente Luís Filipe Vieira. Por eso, ahora los jugadores del club inglés agradecen la labor del presidente portugués. Tras un abrazo entre jugadores y futbolistas, Vieira entregó un teléfono móvil a una persona de seguridad del club encarnado para una fotografía. También Matic (actualmente Benfica y ex Chelsea) estuvo algunos minutos de charla con su compatriota serbio Ivanovic, defensa del Chelsea. Ambos coincidieron durante una temporada a servicio del club londinense.

-Ámsterdam fue la ciudad donde SL Benfica se consagró como bicampeón europeo en la temporada 1961/1962 frente al todo poderoso Real Madrid. Esta noche los portugueses intentarán poner fin a una serie de seis derrotas consecutivas en finales, la última hace 23 años.

-Los futbolistas serbios Filip Đuričić y Miralem Sulejmani estarán esta noche en el Amsterdam ArenA. Ambos futbolistas juegan en Holanda aunque la próxima temporada vestirán la camiseta encarnada, por eso esta noche irán al estadio a sufrir con su próximo club.

-La última final de la Liga europea disputada en Holanda fue en la temporada 2005/2006, los ibéricos del Sevilla golearon a los ingleses del Middlesbrough.

-Desde el formato UEFA Europa League los campeones solo han sido equipos ibéricos. En dos ocasiones Club Atlético de Madrid y en otra FC Porto. Las dos últimas finales fueron entre equipos de su propio país, pero la primera final con este formato enfrentó a los ibéricos del Atlético de Madrid frente a los ingleses del Fulham.

-En todas las ediciones de la Liga europea con final a partido único desde 1997/1998 no ha tenido ningún campeón inglés. Solo dos subcampeonatos. Portugal ha tenido dos campeones y dos subcampeones.

-SL Benfica tendrá que luchar contra la maldición de Béla Guttmann. Este entrenador húngaro fue entrenador de los encarnados en los últimos títulos europeos del club. Las águilas lo ficharon para convertir al club lisboeta en el mejor del país. Guttmann lo convirtió en el mejor de Europa ganando dos Champions League consecutivas ante Barcelona (la llamada final de los palos. Barcelona dio cuatro palos, y se dice que desde ese partido los palos cambiaron de ser cuadrados a redondos) y Real Madrid (en la final de Ámsterdam tras perder 0-2 acabaron ganando 5-3). La maldición nace cuando Guttmann llega a da Luz, según cuenta el ex futbolista António Simões “cuando él llegó al Benfica, dijo que quería poner un premio si ganase el título continental. El Benfica dijo que sí pensando que seguramente no íbamos a ganar. Ganamos y después fue un problema para pagarle. Y, por tanto, hubo algunas dificultades de corresponder a las exigencias de Béla Guttman. No se quedó.” Así comenzó la maldición de Béla Guttmann que no ha podido frenar ni los rezos de los aficionados ni las oraciones de un mito como Eusébio frente a la lápida de quien fue su entrenador. Cuando el entrenador abandonó el club dijo “sin mí, el Benfica no volverá a ganar una Copa de Europa en cien años". 
Share this article :

+ comentarios + 2 comentarios

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved