Home » » Nuevos retos para la 'Roja'

Nuevos retos para la 'Roja'

Written By J. Julián Fernández S. on jueves, 24 de mayo de 2012 | 15:26


Quedan apenas dos semanas para que la Eurocopa de 2012 eche a andar y, con ello, España inicie la defensa de su cetro continental. Será la primera vez en la historia que se dé esta circunstancia, toda vez que el combinado nacional no logró clasificarse para la fase final del torneo cuatro años después de su primer título, en 1964, al caer en su eliminatoria de cuartos frente a Inglaterra por 1-3. De este modo, los por entonces pupilos de Domingo Balmanya no pudieron llegar a los últimos dos duelos de la competición, que se disputaron en Italia, donde la anfitriona se alzó con el título.

Sin embargo, esta vez será distinto. Pese a las importantes bajas de hombres como Puyol o David Villa, la ‘Roja’ parte como una de las principales favoritas, ya no sólo por su condición de vigente campeona, sino también por su éxito en el pasado Mundial de Sudáfrica, en 2010, su primera posición en el ránking FIFA y, sobre todo, por poner en práctica un fútbol tan vistoso como efectivo.


Pero no será nada fácil que los hombres de Del Bosque puedan volver a cantar victoria en la cita de Polonia y Ucrania. De hecho, para hacerlo tendrán que superar una importante maldición que pesa sobre los equipos que han logrado hacerse con el trofeo: ninguno ha sido capaz de revalidarlo en la edición siguiente. Es una máxima que se ha cumplido a rajatabla desde la primera edición de la Eurocopa, allá por 1960, y que tan sólo dos selecciones han estado en disposición de desafiarla, aunque siempre sin suerte.

La primera fue, precisamente, la que estrenó el palmarés, la URSS. Tras su triunfo en tierras francesas sobre Yugoslavia, los soviéticos llegaron también a la final de 1964, en la que se midieron a España. Allí, sobre el césped del Santiago Bernabéu, curiosamente, los euroasiáticos fueron quienes vistieron de rojo y los nuestros de azul, lo que casi pudo verse como una metáfora de los dos bloques políticos que representaban ambos países.
 

Y en aquella contienda a mitad de camino entre lo ideológico y lo futbolístico, un gol de Marcelino, a falta de sólo seis minutos del final, deshizo el 1-1 que lucía en el marcador y convirtió en campeones a los de José Villalonga, que, de esta forma, se cobraban su particular venganza de lo sucedido apenas cuatro años antes, cuando dijeron adiós a la Eurocopa en cuartos tras la negativa de Franco a que el equipo viajase al país de los zares para jugarse con los locales su pase a la fase final.

Pero hay otro conjunto que, como la URSS, también se quedó a punto de repetir título. Se trata de Alemania, que en 1972, en Bélgica, cantó victoria por primera vez después de imponerse en el duelo decisivo a los soviéticos. Sin embargo, no tuvo tanta suerte en Yugoslavia 76, donde la extinta Checoslovaquia le ganó en una de las finales continentales más emocionantes que se recuerdan. Basta tener en cuenta que el choque finalizó con un empate a dos que firmó en el último suspiro el germano Hölzenbein, llegando a una tanda de penaltis en la que los checos tuvieron la puntería más afinada y terminaron haciéndose con el campeonato por 5-3, tras el mítico lanzamiento de Panenka.


Afortunadamente para los teutones, estos pudieron resarcirse de la decepción apenas cuatro años después, en Italia 80. No en vano, la ‘Mannschaft’ se llevó su segunda Eurocopa, ganando a Bélgica por 2-1, y, de paso, estableció, con tres, el récord de finales consecutivas en el torneo, algo que ningún otro conjunto ha podido igualar jamás. Incluso, Alemania puede presumir que, desde entonces, ha sido la única escuadra que ha logrado llegar hasta el último partido en dos ediciones seguidas. Lo hizo en Suecia 92, en la que cayó ante Dinamarca, y en Inglaterra 96, cuando logró su, hasta el momento, último trofeo frente a Chequia.

Ahora, será España la que intentará repetir presencia en la final, algo que nunca ha hecho en el mismo torneo justo después de haberlo ganado. De hecho, el único precedente en este sentido data de 1996, en los Juegos Olímpicos de Atlanta, donde la ‘Roja’, que defendía el oro cosechado en Barcelona 92, se fue a casa tras ser goleada (4-0) por Argentina en el cruce de cuartos. Pero, no sólo eso, sino que los pupilos de Del Bosque intentarán ser los primeros en revalidar su cetro continental, dejando a un lado cualquier tipo de maldición al respecto.
 

De lograrlo, el combinado nacional se colocaría al frente del ránking de campeones de Europa, empatando con Alemania a tres títulos (1972, 1980 y 1996). Además, abriría la puerta a la posibilidad de firmar otra gesta para la historia: ganar en el mismo año dos competiciones internacionales diferentes, la continental y los Juegos.

Se trata de una hazaña que sólo han logrado tres equipos. Uruguay lo logró en 1924, haciéndose con la Copa América y el oro en la cita de París. Sesenta años después, en 1984, fue Francia la que emuló al cuadro suramericano, imponiéndose en la Eurocopa en la que actuó como anfitriona y los Juegos de Los Ángeles. Y en el 2000, Camerún se unió a esta terna tras cantar victoria en la Copa de África y hacer morder el polvo a España en la tanda de penaltis de Sydney.
 

Con todo ello, queda claro que dentro de un par de semanas, la ‘Roja’ no se enfrentará sólo a un desafío, sino a varios, a la posibilidad de hacer cosas que nadie ha conseguido hacer antes o, en su defecto, igualar éxitos que sólo están al alcance de unos pocos. Los retos están sobre la mesa. Sólo queda esperar que la suerte acompañe al buen juego de los nuestros mientras la competición decide dictar su sentencia.
Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved