Home » » El Montpellier se saca el doctorado

El Montpellier se saca el doctorado

Written By J. Julián Fernández S. on martes, 22 de mayo de 2012 | 14:17


El pasado domingo, la Ligue 1 francesa echó el cierre a una temporada que pasará a la posteridad. No en vano, el campeonato galo finalizó con un campeón inédito pese a que cuente con 93 años de vida a sus espaldas. Se trata del Montpellier, uno de los grandes históricos del fútbol galo y que, pese a ello, jamás había conseguido hacerse con el máximo trofeo nacional.

De hecho, cuando arrancó la competición ni siquiera contaba entre los favoritos. Tanto es así que la pasada campaña la cerró con un decimocuarto puesto que hacía presagiar que en esta su único objetivo era luchar por la permanencia. Sin embargo, el conjunto del Stade de la Mosson ha sorprendido a todos, llevándose un título para el que, a priori, el principal candidato era un Paris Saint-Germain labrado a base de petrodólares.


Pero, pese a que el cuadro de la capital gala se había gastado ‘el oro y el moro’ en fichajes, ha tenido que hincar la rodilla ante un Montpellier que, hasta ahora, lo máximo que había conseguido hacer en la Ligue 1 había sido un tercer puesto en la temporada 87/88. Es más, ‘Le Petit Chelil’, como se le conoce en Francia, jugaba hace apenas cuatro cursos en la Ligue 2, aunque, eso sí, regresando a lo grande a la máxima categoría en la 09/10, en la que finalizó quinto. Fue toda una declaración de intenciones.

Porque esta campaña el equipo ha jugado a ganador desde la primera jornada. Basta recordar que nunca ha bajado de la cuarta posición de la tabla, siendo líder durante 19 de las 38 fechas, las diez últimas de manera ininterrumpida. Incluso, los pupilos de René Girard han sido, con 25, los que más duelos han ganado y, además, junto al Toulouse, los que menos goles han encajado, 34. De igual modo, tras el PSG (75) y el Lille (72), han sido la tercera escuadra más anotadora del torneo, con 68, contando en sus filas con el máximo artillero del mismo, Olivier Giroud, quien con 21 tantos empató en esta faceta con el brasileño Nené, del PSG.


No obstante, el gran héroe que pasará a la historia del Montpellier será el nigeriano Utaka, que firmó las dos dianas que le dieron el título al equipo en el campo del Auxerre, en un partido que tuvo que ser suspendido en dos ocasiones y durante unos minutos por el lanzamiento de bengalas al terreno de juego, toda vez que la hinchada local quiso mostrar su queja por el descenso de los suyos. Con ello, el triunfo del Paris Saint-Germain en casa del Lorient no cambió el desenlace de una competición que terminó tiñéndose de azul y naranja.

De esta manera, el conjunto del Stade de la Mosson amplió un palmarés que contaba ya con dos Copas de Francia. La primera, la de la edición de 1929, cuando se impuso por 2-0 al Séte en el duelo decisivo. La segunda, en 1990, venciendo en la prórroga por 2-1 al Racing de París. Incluso, ‘Le Petit Chelil’ estuvo presente en otras dos finales, las de 1931 y 1994, frente al Club Français y el Auxerre, en las que cayó por idéntico resultado: 3-0.


Además, tiene en su historial con una Coupe d’Été, torneo predecesor de la actual Copa de la Liga gala que se disputaba de manera bianual los veranos en los que no había Eurocopa o Mundial y en el que no tomaban parte los equipos de la Ligue 1. Fue en 1992, cuando se impuso al Angers por 3-1. Igualmente, en 1994, perdió la oportunidad de revalidar su cetro frente al Lens, cayendo por 3-2. Lo mismo le ocurrió el año pasado, cuando perdió por 1-0 frente al Olympique de Marsella, diciendo así adiós a la posibilidad de hacerse con el que hubiese sido su tercer título oficial (lo es desde 1995).

Y la cuenta de éxitos se cierra con una Copa Intertoto (1999) y tres campeonatos de la Ligue 2 (45/46, 60/61 y 86/87). Pero el mayor de todos acaba de llegar este mismo curso, poniendo al conjunto del Stade de la Mosson en el primer plano del fútbol europeo. No en vano, el próximo año debutará en la Champions, cumpliendo un sueño que parecía inalcanzable hace apenas un lustro. Un ejemplo más de que no existen los imposibles en este deporte y que los equipos humildes, como los buenos estudiantes, pueden lograr tras muchísimos esfuerzos sacarse el doctorado.

Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved