Home » » El último retorno que falta

El último retorno que falta

Written By J. Julián Fernández S. on viernes, 30 de marzo de 2012 | 13:03


El fútbol andaluz vive desde el cambio de milenio su época dorada. Prácticamente, todos sus equipos históricos han estado o están en la máxima categoría. Es más, la región ha visto ganarlo prácticamente todo al Sevilla, al Betis como campeón de Copa y billete para la Champions, al Recreativo como subcampeón de España y al Almería como semifinalista, al Cádiz regresando a la élite desde las ‘catacumbas’ de la Segunda B, al Xerez debutando en Primera, al Granada poniendo fin a su exilio forzoso de la División de Oro y a un Málaga que a base de petrodólares aspira este año a regresar a Europa por la puerta grande.

Pero todavía hay un conjunto que falta, cuya vuelta a la Liga de las Estrellas se está demorando demasiado, desde la ya lejana temporada 71/72. Se trata del Córdoba, aquel equipo capaz de dejar al Barcelona sin Liga, pese a estar ya descendido, tras materializar Fermín un penalti que quedó para la posteridad. A partir de ahí, el cuadro califal ha vivido su particular travesía por el desierto, pasando por Segunda, Segunda B e incluso Tercera, en la campaña 84/85.


Y no fue nada fácil ver a los blanquiverdes remontar el vuelo. Hasta el punto de que no volvieron a jugar en la Categoría de Plata hasta la 99/00, tras catorce larguísimas temporadas en la de Bronce. Es más, en 2005, tuvieron que volver a empezar, tras descender de nuevo a Segunda B. Aunque todo quedó subsanado en un par de campañas, logrando frente al Huesca un nuevo ascenso a Segunda, donde este curso están dando muchísima guerra, soñando con reverdecer viejos laureles.

Curiosamente, el conjunto califal lo está haciendo justo en la campaña en la que se cumple medio siglo de la primera vez que subió a la máxima categoría. Fue en la 61/62, cuando, además, se coronó como campeón de Segunda. Lo logró sin salir de Andalucía, en el estadio Colombino de Huelva, imponiéndose con toda justicia al Recreativo por 0-4. Homar y, sobre todo, Miralles, con un ‘hat trick’, se convirtieron en los héroes de aquel 1 de abril de 1962, inscribiendo sus nombres para siempre en la memoria colectiva de El Arcángel.


Así, el 16 de septiembre de 1962, frente al Valladolid, el Córdoba debutó en la máxima categoría. En aquel duelo, Juanín anotó el tanto de la victoria y dio los dos primeros puntos del curso a un equipo que terminó salvando la categoría endosándole una ‘manita’ al Elche. Fue sólo el preludio de lo que sucedería apenas dos temporadas después, en la 64/65.

Entonces, toda España se enteró de la existencia del cuadro blanquiverde, que terminó quinto, por encima incluso de clásicos como el Barcelona y el Athletic. Gran parte de culpa de aquel éxito estuvo en que El Arcángel se convirtió en un auténtico fortín, viendo tan sólo dos tantos visitantes en todo el campeonato, algo que ningún otro equipo ha vuelto a igualar jamás. De hecho, sólo anotaron Di Stéfano, en la segunda jornada liguera y defendiendo la elástica del Espanyol, y Ricardo Costa, en propia puerta y para el Zaragoza, en la vigesimotercera.


Con ello, sólo Atlético de Madrid y Murcia pudieron llevarse puntos del coliseo califal, con sendos empates a cero. Mientras, el resto terminó hincando la rodilla, incluyendo al Real Madrid y el Barcelona, que cayeron por la mínima contra los blanquiverdes. De este modo, el único pero que tuvo aquella campaña fue que el conjunto cordobés no pudo jugar la Copa de Ferias, puesto que aunque por clasificación se había ganado el derecho a hacerlo, la ausencia de una feria de muestras de importancia en la ciudad califal hizo que ese privilegio recayese finalmente en Zaragoza, Valencia, Barça y Espanyol. Eso sí, para la posteridad quedó haber sido la primera escuadra capaz de desafiar a los ‘grandes’ en este sentido.

Sin embargo, aquella gesta no tuvo continuidad y los andaluces se vieron condenados a ver las cosas de mitad de la tabla hacia abajo. Así, en la 68/69, tras finalizar colistas, se consumó el descenso de la escuadra de El Arcángel a Segunda. Allí, la travesía apenas duró un par de años, los que el equipo necesitó para regresar a la máxima categoría, donde jugó por última vez en la 71/72.


Ahora, cuarenta años después y de la mano de Paco Jémez, el cordobesismo sueña con volver a una Primera división en la que ya han estado prácticamente todos sus hermanos y en la que se le echa y mucho de menos. Hasta el momento, las blanquiverdes están haciendo todo cuanto está en su mano para lograrlo, ocupando la sexta plaza de la tabla, que daría acceso a jugar el ‘play off’ de ascenso. ¿Por qué no iba a ser este año el del retorno a las alturas? Ya la competición se encargará de dictar sentencia. De momento, como dicen por tierras califales: la ilusión, ni tocarla.
Share this article :

Publicar un comentario

 

Copyright © 2013 Nueva Era Deportiva - All Rights Reserved